Temperaturas menos altas

     En conjunto, los dos primeros días de septiembre han sido los más calurosos del verano aunque no haya sido en todas las regiones donde se han alcanzado temperaturas extremas.

   A continuación citaremos las capitales que más llaman la atención por los valores termométricos registrados, bien porque en valor absoluto son muy altas o bien porque no son habituales en esos lugares. Dicho de otra forma, es más significativo 33ºC en La Coruña que 38ºC en Córdoba o Sevilla, por ejemplo. Estas son las ciudades que decíamos con sus correspondientes temperaturas:

      La Coruña, 33,6ºC (día 2); Orense, 40,5ºC (día 2); Lugo,35,5ºC (día 2); Oviedo, 31ºC (día 2); Bilbao, 30ºC (día 2); Pamplona, 29,1ºC (Día 2); Logroño, 34,2ªC (día 2); Teruel, 35,3ºC (día 2); Huesca 35,5ºC (día 2); Lérida, 33,7ºC (día 1); Gerona,31,4ºC (día 1); Alicante, 31,7ºC (día 1); Murcia, 39,8ºC (día 2); Madrid, 37,8ºC (día 2); Toledo, 39º,4ºC (día 2); Guadalajara, 36,9ºC (día 2); Ciudad Real 38,4ºC (día 2); , Cuenca, 35,9ºC (día2); Albacete, 38,3ºC (día 2); Cáceres, 37,8ºC (día 1); Badajoz, 40ºC (día 1); Sevilla, 38,8ºC (día 1); Córdoba, 38,6ºC (día 1); Jaén 37,3ºC (día 1) y Granada 41,4ºC (día 2).

     Entre todas esas ciudades, los valores de La Coruña, Madrid y Granada no se han alcanzado nunca en un mes de septiembre desde que existe el observatorio. Los de otras cuantas no constituyen, asimismo, record por décimas, correspondiendo la mayoría de ellos al 7 de septiembre de 1988 que fue una jornada extraordinariamente calurosa en toda España.
Otro dato digno de resaltar y que ya lo reflejamos en el post anterior, es que las máximas del verano en otras tres capitales se produjeron la semana pasada. Valencia, 41,7ºC el día 26, Sevilla 40,5ºC el día 27 y Córdoba 41,1ºC el mismo día.

     Ahora la pregunta, sin duda, es, ¿va seguir el calor sofocante?. La respuesta es, no. Ya hoy bajan las temperaturas de forma generalizada, siendo especialmente acusado ese descenso en el noroeste. En Galicia las máximas estarán en torno a diez grados menos que ayer.

    Estamos a primeros de septiembre y, lógicamente, seguirá haciendo calor pero no es previsible que vuelvan a alcanzarse valores como los que tanto han dado que hablar en estos dos últimos días.

Artículos relacionados

16 Comentarios

  1. Natamix
    septiembre 4, 2014 at 09:11 Responder

    Aquí, en este blog, se decía ayer que la máxima en Almería capital sería de 30º, pero en los medidores que hay en las rotondas de la ciudad marcaban 35º.
    Se equivocaron en 5º.

    • petra fojtikova
      septiembre 5, 2014 at 17:18 Responder

      La verdad….no sé donde miden la temperatura, siempre hay que añadir esos 5 grados…

    • JAM
      septiembre 14, 2014 at 11:06 Responder

      Respuesta a Natamix:

      Hay que tener en cuenta dos cosas:

      Las temperaturas que se dan oficialmente están medidas de foma homogenea en

      todos los observatorios. Se llevan a cabo en termómetros que están dentro de

      garitas meteorológicas que son cajas de madera, colocadas sobre cuatro patas de

      un metro de altura, aproximadamente, y cuyas paredes son listones oblicuos de

      forma que los rayos de sol no penetren en su interior y el aire pueda

      circular. Los termómetros que se encuentran en las calles reciben, también, el

      calor que desprenden el suelo de las mismas y las paredes de los edificios, por lo

      que es lógico que marquen algunos grados más.

      La otra circunstancia a la que me refería es que en un a misma localidad, las

      diferencias de temperaturas entre unos barrio y otros (la altura, la proximidad de

      un río o el mar), son, a veces, notables.

  2. Iván
    septiembre 4, 2014 at 14:00 Responder

    Quizá esos “medidores” estaban al sol… ¿Puede ser?

  3. David
    septiembre 4, 2014 at 16:32 Responder

    Natamix, esos termómetros no marcan la temperatura real

    • JAM
      septiembre 14, 2014 at 11:08 Responder

      Respuesta a Iván y a David:

      En la respuesta a Natamix, creo que doy respuesta a estos dos comentarios.

  4. maria teresa alvarez martinez
    septiembre 6, 2014 at 03:41 Responder

    Buenas noches. No todos los profesionales de meteorología conocen EL TERRAL, temido en Málaga, torremoliinos y en muy pocas ocasiones, diría que un 95% de veces k sufrimos terriblemente éste tipo de fenómeno nos “VAMOS” a Puerto Marina y con “sorpresa ” para mi ya no, lo descubri hace algunos años hay una diferencia de unos 8, 9, o incluso 10º menos. muy pocos que informan de EL TIEMPO dan la ma minima importancia a éste insufrible TERRAL, pues cuando lo padecemos la inmensa mayoría de veces son las mas altas temperaturas de España diurnas y nocturnas. las personas cambiamos estos días, dolores de cabeza, piel muy seca, picor en los ojos, una especie de mal humor en las gentes, en fin yo personalmente le llamo un CALOR ENFERMIZO. sr. Maldonado usted si sabe de qué le hablo pero desgraciadamente no todos los profesionales lo entienden y no dan correcta información de esas temperaturas tan altas en málaga y cercanías tanto durante el dia como la noche. yo solo soy una “sufridora” de este infierno que se nos presenta bastantes veces en verano, usted es el profesional y creo que no me confundo mucho en esta explicación. según comentarios de personas mayores EL TERRAL dura días impares, no siempre que en Málaga hace calor es por el TERRAL, el poniente también lo trae pero cuando a éste se le suma el aire del norte al pasar la sierra de Málaga ya tenemos aquí las llamas del infierno. cuando en la información meteorológica dicen,van a bajar las temperaturas, muchos de mis paisanos se “alegran” pues creen que aquí nos va a “tocar” esa bajada, intento explicarles que no es asi que entonces es cuando nos tenemos que poner en lo peor y es que si bajan en el resto de España aquí nos llega el ya comentado “regalo” de la naturaleza, me cuesta dios y ayuda intentar que me crean y cuando al dia siguiente “NOS VEMOS” y hace un terrible calor m preguntan????, pero no decían que bajarían las temperaturas?? a lo que les contesto ¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡ y no os lo dije ayer que aquí nos venían los peores días de verano???. he encontrado su página de forma casual,estoy con esto del terral y de la diferencia que hay entre malaga/Torremolinos/ puerto marina o lo que es lo mismo benalmadena costa con ganas de comentarlo con alguien profesional y me he alegrado mucho encontrar su blog. resumo: malaga/Torremolinos = 35º, por ejemplo y en benalmadena costa 7, 8, 9º menos, allí muchas personas llevan “rebecas” mangas largas , los niños “tapados ” que los pobres tienen que aguantar con todo pues son demasiado pequeño para dar un ” grito ” a sus padres y decirles, ¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡ taparos vosotros que a mi me va muy bien este fresquito!!!!!!!!!!!!. en fin , se que en un gran porcentaje estaré mal informada pero lo que nadie me quita es que lo sufro en mis carnes el calor de donde vivo y también disfruto desde que lo descubri el fresquito de puerto marina/benalmadena costa……….. ahora creo que desde el martes,
    estamos con el “terralillo” y tal cual veo el panorama de las informaciones nos queda hasta el lunes o si le está “gustando” la costa del sol se encapricha y se “queda”unos diitas MAS. Saludos Señor Maldonado

    • JAM
      septiembre 14, 2014 at 11:39 Responder

      Respuesta a Maria Teresa Álvarez Marínez:

      Magnífica reflexión sobre el “terral” en Málaga, ese viento del norte-noreste, que al

      ir descendiendo por las montañas situadas al norte de la ciudad va perdiendo

      humedad y calentándose, de forma que cuando llega al litoral determina que las

      temperaturas sean muy altas en una pequeña franja de terreno.

      • maria teresa alvarez martinez
        septiembre 27, 2014 at 14:22 Responder

        buenas tardes sr, Maldonado.

        muchísimas gracias por su rápida contestación a mi escrito y ratificando mi idea sobre EL TERRAL que afecta a Málaga y poco mas, en meses de verano y que pocas personas conocen el cómo se produce.

        sus palabras de “magnífica reflexión ” mía sobre ese aire me llenan de ” satisfacción” pues así y con todas las garantías de certeza, puedo explicar a quienes no saben nada de éste fenómeno.

        yo no he sido tan rápida en mi contestación y agradecimiento a su escrito, ha sido por circunstancias ajenas a mis deseos…

        mil gracias por atender mi comentario y un atento saludo. maria teresa

  5. Aitor
    septiembre 7, 2014 at 17:28 Responder

    Natamix, no hay que fiarse de los medidores que hay en las rotondas. Primero, porque en la mayoría de las ocasiones, no están a la sombra las sondas que miden la temperatura y en segunda lugar, porque en muchas ocasiones no marcan la temperatura real. A veces, están tan calientes los dispositivos que hasta que marcan la temperatura correcta les cuesta toda la noche. Otra cosa puede ser la sensación térmica, que en Almería lógicamente por el efecto de la humedad, muy posiblemente esos 30 grados, se conviertan en más de 35 de sensación térmica. Las temperaturas que se miden en las diferentes ciudades están en lugares en los que hay una estación meteorológica os imilar. Por ejemplo, en Almería esta en Plaza Muñoz, 36. Cuando te metes en el aemet y mirás el pronóstico para Almería, hay una opción que es “Ver Localización”. Allí es donde toman las mediciones de temperatura de Almería, lo cual no quiere decir que en toda la ciudad haga la misma temperatura, ya sea por corrientes de aire o proximidad a parques con arbolado, etc. la temperatura puede variar facilmente 2 o 3 grados. Yo soy de Guadalajara, pues bien, donde vivo por las noches hay una diferencia de 5 grados de temperatura con respecto a un barrio que hay más hacia abajo por donde pasa el Henares, 5 grados en verano se notan y mucho, sobretodo cuando alguna noche no bajan de 22 aquí arriba y abajo tienen 17 lo cual se agradece, asi que mejor no te fíes de los termómetros de las rotondas y fíate más de el termómetro que puedas tener en el coche o alguno de esos que se venden para los coches. Yo llevo uno en la bici y la verdad es que me fío mucho de la temperatura que marca. Saludos.

  6. Barcelona
    septiembre 7, 2014 at 18:58 Responder

    Parece que las temperaturas no bajan de los 26 , 27 o 28 , 29 de máxima en Barcelona , en que estemos a principio de Septiembre , a un que no es calor…

    Lo que no entiendo por que le cuesta bajar tanto la temperatura en Barcelona por la noche
    es que no abaja de los 22 ni 23 grados. A un que no es calor…

  7. Aitor
    septiembre 9, 2014 at 06:34 Responder

    Pasa lo mismo aquí en Guadalajara, llevamos unas semanas que no se porque las temperaturas nocturnas no bajan de 18 o19 grados que para Guadalajara es mucho para ser septiembre. Ahora parece que poco a poco comienzan a bajar, pero a pesar de que por el día no suben más allá de 29 o 30 grados, por la noche, deberían de estar por 15 o 14, pero no se que ocurre estas noches que no bajan, es muy curioso. A ver si ahora a partir de esta próxima semana comienzan a bajar.

  8. Barcelona
    septiembre 12, 2014 at 04:41 Responder

    Yo creo que en el mediterráneo o en Barcelona empezaran bajaras las temperaturas en Octubre por que miras semana tras semana y sigue igual.

  9. José Luis
    septiembre 13, 2014 at 00:04 Responder

    De Almería. Comentar algo curioso. De pequeño jugaba con el termómetro para ver si conseguía que se acercase al máximo. Aquel termómetro tenía de máximo como la gran mayoría, 50ºC, y creo que el mínimo, en torno a -25ºC. A mediados de la década de los 80, en Almería, no conseguí que pasará en ningún verano de 38ºC, y eso teniéndolo al Sol. Sin embargo, en la década que va de 2001 a 2010, recuerdo un mes de abril que consiguió rebasar los 40ºC al Sol, y de abril a junio, julio y agosto, todavía le queda algo. También paso por Huércal-Overa, un municipio de la provincia de Almería limítrofe con la de Murcia y situado en una zona con clima Mediterráneo Subdesértico tal como estudié en Bachillerato. El caso, es que en los 90, lo más que reseñar era que los inviernos eran entre 3 y 5ºC más frescos que en Almería y en verano en alguna que otra ocasión aislada se alcanzaba entre 35ºC y 40ºC a la sombra debido a un viento ardiente. El caso, es que ya en la década 2001-2010, llegué a medir valores realmente extremos, incluso en invierno, para un lugar situado un poco por debajo de los 300 msnm. En uno de los ‘inviernos’ más largos y fríos que puedan recordarse, en dos ocasiones, marcó una mínima de -10ºC, con alguna que otra helada, ya aislada, a comienzos de mayo. El caso, sin embargo, no es sólo esa mínima, sino las máximas tomadas al Sol que empezaría a ver a partir del verano que siguió a ese invierno. Temperaturas comprendidas entre 50 y 55ºC al Sol, si bien a la sombra, hablando del mes de junio, se quedaban en 41ºC. Y así, varios días seguidos. En el transcurso de los siguientes años, al llegar el verano, empezó a repetirse el mismo fenómeno pero incluso más extremo. Al Sol he llegado a ver temperaturas muy cercanas a los 60ºC, en concreto entre 57ºC y 59ºC, según día. Esos días, normalmente a la sombra se alcanzaban valores en torno a los 40ºC, ya sea un poco menos, 39ºC, o un poco más, incluso hasta 43ºC a la sombra. Indicar, más por su cercanía y porque los datos de la estación de Huércal-Overa no solían llegar siempre, consultaba los de la estación de Albox. Y destacar, que sólo en un mes de verano podría evaporarse más del doble de toda la lluvia caída en todo un año. No entiendo mucho de todas esas cosas, pero a veces me pregunto, sería interesante conocer la variación de la energía calorífica emitida por el Sol. ¿Qué es lo que pasa? Las masas de aire podrán ser más o menos normales, pero no creo que esa diferencia tan grande entre estar al Sol y a la sombra lo sea. Como ejemplo, el día del incendio de Mojácar de hace algunos años, creo que en 2008 o 2009, soplaba el poniente, imposible que el aire caliente viniese del incendio ya que estaría hacia el sureste y a buen número de kilómetros. El viento caliente era porque se daba esa situación, y ese viento caliente pudo reavivar o ayudar a reavivar el anterior incendio. La temperatura a la sombra era de 43ºC, pero al Sol, era de 59ºC lo que supone 16ºC de diferencia. Si con 43ºC ya estás ardiendo, con 59ºC, ni te cuento, sólo que hay que sufrirlo.
    En fin, se habla de que si hay humedad aumenta la sensación térmica, de si los rayos uva son más o menos fuertes, de si hace tanto calor, se entiende a la sombra y bajo ciertas condiciones en su medición, pero dejo planteado esos hechos. Tal vez, al tomar deliberadamente mal las temperaturas (en el sentido de hacer algo casi contrario a las reglas que se siguen en su toma) encuentre algo que no se haya advertido. Tal como lo he planteado, no se trata de si las masas de aire son más o menos calientes. Pueden ser relativamente frescas como en febrero, y sin embargo, al Sol marcar 36ºC. En septiembre, puede que la temperatura de cierto día esté en torno a los 33ºC, pero al Sol marcar 50ºC. Son hechos. Y obviar todo esto no es algo menor. El daño a la agricultura de ese tipo de comportamiento del clima puede ser enorme, no sólo las plantas, sino diversos aparatos pueden no soportar más allá de 50ºC. Cualquiera que lo desee no tiene más que observar desde la A-92, inmensas zonas de matorral completamente negro entre la salida a Antas y Huércal-Overa, no porque se haya quemado por un incendio, sino por estar expuesto a ese comportamiento climático. Hace unos pocos días, sólo 2 ó 3, marcaba 36ºC a la sombra si bien no es en el mismo pueblo, aunque sí cerca, y el observatorio del pueblo marcó 33ºC de máxima ese día, puesto que lo vi, pero aunque no lo puse al Sol, la diferencia se notaba bastante.
    Por último, y de eso sabrán los que van de un lugar a otro, un fenómeno local del tiempo en la provincia de Almería es que cuando sopla el levante suele hacer calor en Almería, y al mismo tiempo no tanto calor en Huércal-Overa, e incluso aunque más raro, refrescar algo (aunque entiéndase como refrescar, máximas entre 28ºC y 30ºC), y cuando sopla el poniente, suele refrescar en Almería y ola de calor en Huércal-Overa. Extiéndase lo indicado a comparar la zona sur de la provincia con la de levante con un límite entre las dos a la altura del Barranco del Tesoro hasta Bédar.Pero en todo caso, lo indicado seguiría correspondiendo al desplazamiento de masas de aire y no al fenómeno de la diferencia de temperatura entre estar al Sol o a la sombra.

    • Aitor
      septiembre 17, 2014 at 19:22 Responder

      Hola Jose Luis. Es muy curioso lo que comentas y comprobado personalmente por tí el tema de las temperaturas. Pero el tema es el siguiente: yo no soy experto ni mucho menos en estos temas, pero te hablaré un poco desde el punto de vista más lógico. El Sol que es el que nos proporciona el calor necesario para que haya vida en este planeta, dudo mucho que haya aumentado su capacidad calorífica y te diré por qué. El sol, al igual que la tierra y el universo y todo lo que hay de desonocido lleva como unos cientos de miles de años o millones, bueno, el tiempo es lo de menos. El tema es que el sol creo recordar por mis estudios que es una estrella del tipo mediano, porque hay pequeñas, medianas, grandes, supergrandes, o algo así, ya te digo, que no recuerdo muy bien. Cada estrella tiene un número limitado de vida, que acaba cuando se convierte en una supernova, de lo cual al sol todavía le queda un ratito. Es más, es más probable que la vida en la tierra acabe antes por el impacto de un meteorito que porque el sol se convierta en una supernova. Dicho esto a lo que voy es que cada estrella emite calor, pero ese calor en la tierra se ve influenciado por la superficie terrestre y por la atmosfera, no porque en unos momentos emita más calor o menos calor y por supuesto depende de la incidencia de los rayos solares. Por eso en los trópicos y en el Ecuador, el sol casca mucho más intensamente que en los hemisferios norte o sur, siendo también más incidente en el norte, cuando es verano y en el sur cuando aquí es invierno y aquí verano. No dudo de tus mediciones, ni mucho menos, pero la causa a la que apuntas no es correcta. Lo que es más probable es que por el calentamiento global, y esto sí es un hecho, la incidencia de los rayos del sol sobre la superficie, aumentada por el efecto invernadero, haga que el termómetro al sol de más diferencia de grados con respecto a la sombra, que cuando lo medías 20 o 30 años atras, cuando el efecto invernadero todavía no era tan evidente y más aún, cuando el número de vehículos por ejemplo en este país no era tan escandaloso como ahora. Otro efecto también de este mayor calentamiento puede ser debido a la incidencia de los rayos ultravioleta mayor por haber menor densidad de capa de ozono, lo cual, podría ser el desencadenante de ese quemor de las plantas de Almería que comentas, pues nosotros también ahora nos quemamos más al sol que antes, y de ahí el que tengamos que usar mayor protección solar de la que usaban nuestras abuelas, si es que la usaban. No lo se, son posibles hipótesis que a lo mejor también son erróneas, pero intento dar luz a esa diferencia de temperaturas que has ido observando con tu termómetro. Aunque de todos modos tengo otras dudas. Por ejemplo, ¿el termómetro que usas sigue siendo el mismo que usaste con tu primera medición? Lo digo por que hoy en día los termómetros cada vez los fabrican peor, y con ello quiero decir, que puestos al sol se recalienta mucho el material con el que está construido (peor calidad) y no mide la temperatura correctamente. Lo digo porque mencionas que el termómetro que usaste para realizar las primeras mediciones no mediría más allá de 50 grados, y ahora estabas captando temperaturas de casi 60. No dudo que la temperatura ambiental ha subido pero esa diferencia tan notable de entre sol y sombra pudiera no ser real si el termómetro no marca verdaderamente la temperatura. Lo ideal sería uno de mercurio, pero claro, como los prohibieron por el tema del mercurio precisamente, pues fiarte de uno digital, pues como que a veces no se está muy seguro. Si con el comentario quieres indicar una especie de conspiración o encubrimiento de algo que no quieren que sepamos, yo también soy de los que piensan en esa conspiración a nivel mundial, pero tanto como para creer que nos ocultan que el sol tiene mayor potencia calorífica que antes, pues como que no, pues cada cierto tiempo se producen tormentas solares, erupciones, etc. que interfieren en las comunicaciones, seguro que has oido hablar de ello, y eso no ha hecho que la temperatura aumente en la tierra, por eso la hipótesis que barajas, aunque bien planteada, creo que no le veo salida. Ojo, es una opinión mía, que no soy científico ni pretendo serlo, simplemente me baso en la lógica y doy mis opciones que pueden ser las causantes de ese aumento en la diferencia de temperatura de puesto al sol o a la sombra. Un saludo.

      • José Luis
        septiembre 21, 2014 at 16:07 Responder

        He de darte la razón en cuanto al termómetro. Efectivamente, el primer termómetro era de mercurio allá por la década de los 80. Después he tenido varios, todos ellos analógicos de una tinta roja, y uno de los que aún tengo en Huércal-Overa es analógico de máximas y mínimas. En cierto modo, también puedo darte el beneficio de la duda en cuanto a que pueden no ser demasiado precisos, pero no creo que el error sea mayor a 2 ó 3 grados en temperaturas extremas, y menor para temperaturas más normales. Aún así, es un hecho el que se note esa diferencia de temperaturas. En cuanto a la causa, no he enumerado ninguna, o por lo menos no he intentado hacerlo, no era esa mi intención, sólo presentar unos datos por si cualquier otro pudiese aportar algo parecido. En cuanto al momento en el que según apreciación personal empezó a cambiar el clima, al menos por el sureste español, fue a finales de los 80, primeros de los 90, si bien no puedo remontarme a antes de los 80 porque entonces sólo era un crío. Sin embargo en los 90, a pesar de alguna fuerte ola de calor no notaba tanta diferencia entre estar al Sol y a la sombra.
        Tal vez, la confusión por la causa se deba a cuando hablo de energía calorífica, pero en realidad pensaba en que si esta aumentaba o disminuía se debía a fenómenos de la propia Tierra, no del Sol. En realidad al mencionar energía calorífica me refería a una de las variables que pueden medir los observatorios meteorológicos si es que están equipados con los instrumentos para ello, y mi idea era que no vendría mal hacer algunos estudios con ese tipo de datos que no suelen aparecer tanto en los medios de comunicación. Evidentemente, en julio suele alcanzarse el máximo, pero ese máximo puede variar de una año a otro por las circunstancias meteorológicas que sean.
        Como aficionado a la astronomía que soy puedo indicarte que más o menos está bien lo que escribes del Sol, como idea, pero hacer algunas apreciaciones, el Sol se estima que tiene unos 5.000 millones de años, y que le queda de vida otro tanto, así que asteroides y cometas entre otros tienen demasiado tiempo para hacer algo, a parte del propio ser humano. En cuanto al final del Sol, indicar que no terminará tan violentamente como una nova o supernova puesto que no llega a una masa crítica necesaria para que se produzcan esos fenómenos. Lo más probable es que termine como una simple nebulosa planetaria, esto es, se limite a lanzar poco a poco todo su material por el espacio tal cual al no poder retenerlos la gravedad. Como las capas externas del Sol están a varios miles de grados sino mal recuerdo frente a los millones del centro actualmente, todo aquello que estuviese relativamente cerca del Sol, como la Tierra entre otros se abrasaría aunque sólo fuese a unos miles de grados.
        En fin, espero haber aclarado algo las posibles dudas.

Dejar un comentario