¿Qué diferencia existe entre huracanes y tifones?

Pues prácticamente ninguna. Es, sencillamente, que reciben nombre distinto en función al lugar donde se producen. Así, mientras que los que nacen en el Atlántico, la Bahía de Bengala y el Mar Arábigo se les llama huracanes o ciclones tropicales, los que se generan en el Pacífico son conocidos como tifones. Sí se puede citar un matiz y es que los tifones pueden ser más devastadores por encontrase, en general, más calientes las aguas del Pacífico.

Este tipo de fenómenos se forma sobre grandes extensiones de aguas cálidas (temperaturas de 27Cº o más), en latitudes comprendidas entre 5 y 15º al norte o al sur del Ecuador. A partir de una borrasca, en determinadas condiciones, puede llegar a formarse el huracán o tifón. Cuando los vientos son inferiores a 63km/h se denomina depresión tropical, cuando el promedio de la velocidad oscila entre 63 y 118km/h, se trata de una tormenta tropical y cuando esta sobrepasa los 118Km/h de media, se trata de un huracán. Otra condición imprescindible para que se lleguen a desarrollar los huracanes es que el viento no varíe bruscamente con la altura.

tifones formación

El diámetro en los huracanes y tifones oscila entre 500 y 650 Km, aproximadamente, y pueden llegar a alcanzarse rachas superiores a los 300 Km/h, lo que origina en el mar altura de olas superiores a los 10m.

En el centro de los mismos el viento es muy flojo, casi en calma en un diámetro de entre 10 y 15 km (lo que se llama el “ojo del huracán), mientras que los vientos más fuertes se alcanzan en la zona más próxima que circunda al ojo. Lógicamente, esos vientos huracanados causan estragos al tocar tierra aunque, una vez en el interior, al quedarse sin su fuente de energía que es el mar cálido, van perdiendo intensidad hasta llegar a desaparecer. En la inmensa mayoría de los casos se desplazan de este a oeste con tendencia a que su trayectoria se vaya curvando hacia los polos, avanzando con velocidades comprendidas entre 15 y 25 km/h.

tifón y huracanes

Se clasifican en una escala que va de 1 a 5 en función al viento y no a las fuertes precipitaciones que también traen consigo.

Escala Saffir Simpson
Categoría

Velocidad del viento
1
119-153
2
154-177
3
178-209
4
210-250
5
mayor que 250

Por último, debo decir que, en contra de algunos comentarios recientes, a raíz del tremendo tifón (Yolanda o Haiyan ) que ha causado la tremenda tragedia que todos conocemos en Filipinas, no parece que estos fenómenos sean achacables al posible cambio climático debido a la mano del hombre, puesto que se tiene constancia de los mismos desde hace muchos siglos, cuando el aporte de gases de efecto invernadero a consecuencia de las actividades humanas sería mínimo.

Artículos relacionados

14 Comentarios

  1. Manuel
    noviembre 20, 2013 at 11:32 Responder

    Este año decidí escapar un poco del invierno para ir a pasar las navidades a Buenos Aires ( Argentina ) José Antonio, Usted me sabría decir si suele hacer bastante calor por esa zona entre Diciembre y Enero puesto que allí es pleno verano, ¿ es mas o menos como el estío español?

  2. rayven
    noviembre 20, 2013 at 14:14 Responder

    Hubiera sido interesante que se explicase porque unos rotan en sentido contrario a otros…la guinda

  3. julián
    noviembre 20, 2013 at 15:21 Responder

    Me gustaría conocer su opinión al respecto del ciclón “Cleopatra”, que ha arrasado la isla de Cerdeña.Y de paso tener más información del fenómeno meditarráneo “Medican” y las posibilidades de que una DANA potente se transforme en este. Se puede reproduir algo de tal envergadura en nuestro litoral?.Un saludo desde Gandia.

  4. Jesús
    noviembre 20, 2013 at 15:52 Responder

    Estimado Sr. Maldonado, respecto a estos fenómenos meteorológicos tan devastadores, y desde un punto de vista más local, hace mucho tiempo que no oigo hablar de lo que se llamaba antiguamente “galerna del cantábrico”. ¿Es que ya no se produce? ¿se ha perdido esta denominación?.
    Muchas gracias por su respuesta.

  5. Ignacio
    noviembre 21, 2013 at 05:37 Responder

    Desde el Cantábrico huracanado de esta noche, gracias por la clarísima explicación. Un saludo.

  6. Eduardo
    noviembre 21, 2013 at 13:41 Responder

    Gracias, explicación sencilla de una duda que había rondado en mi cabeza desde hace tiempo.

  7. fernando
    noviembre 21, 2013 at 16:19 Responder

    Maldonado eres el puto amo.

  8. daniel
    noviembre 22, 2013 at 04:06 Responder

    Maldonado, en españa existira alguna posibilidad de que se produjera algun tifon o huracan? alguna probabilidad?

  9. Margarita Box
    noviembre 22, 2013 at 15:16 Responder

    Síntesis muy didáctica de estas devastadoras perturbaciones tropicales. Sólo una aportación: La actual escala de Saffir-Simpson, vigente desde 2012, modifica los valores de velocidad del viento para las categorías 4 y 5, siendo para la primera de 209-251 km/h y de 252 o más km/h para la segunda .

  10. Antonio Caballero
    noviembre 23, 2013 at 01:10 Responder

    Sr Maldonado,estoy muy contento con el comentario que hace al final de no relacionar los huracanes con el famoso cambio climatico producido por el hombre a causa de los gases de efecto invernadero,el famoso CO2.Estoy totalmente de acuerdo con usted y pienso que los cambios climaticos de la tierra son debidos a ciclos naturales porque ha habido en otras epocas de la tierra muchisimo mas CO2 que hoy en dia sin existir el hombre y no contaminar y se han producido enfriamientos,glaciaciones y periodos mas calidos.Me es muy grato que una persona como usted con la experiencia que tiene diga esto sobre este tema que para mi es un fraude,el mayor fraude cientifico de la historia con el que otras personas se estan enriqueciendo con los famosos bonos del CO2 cuando el verdadero gas de efecto invernadero es el vapor de agua.Un saludo muy fuerte y muchisimas gracias por este comentario que me refuerza el pensamiento que tengo sobre este asunto y que cada vez hay mas personas que creen que el cambio climatico no es producido por el hombre.Muchisimas gracias.

  11. JAM
    noviembre 25, 2013 at 11:06 Responder

    Respuesta a Manuel:
    Como sabe el verano en España es muy diferente entre unas regiones y otras pero refiriéndonos concretameente a Buenos Aires las temperaturas máximas en Navidad suelen estar entre los 30 y 35ºC (esporádicamente se superan)y las mínimas alredor de los 20ºC. Es relativamente frecuente, pese a ser verano en esa época alli, que se pruzcan chaparrones.

  12. JAM
    noviembre 25, 2013 at 11:38 Responder

    Respuesta aa Jesús:
    Las galernas no han cambiado de nombre. Siguen produciéndose aunque, afortunadamente, no es un fenómeno frecuente.

  13. JAM
    noviembre 25, 2013 at 11:44 Responder

    Respuesta a Manuel:
    La probabilidad de que un huracan alcance la Península es muy escasa pero alguna vez ha llegado alguno aunque en ningún caso con la virulencia de los tifones del Pácífico o los huracanes del Caribe. Se les ha llamado “restos” de un ciclón porque ya estaban en su fase de desaparición. Por supuesto, nunca con categoría 5, 4 o 3.

  14. Jesus Maria
    enero 29, 2014 at 10:25 Responder

    Queria preguntar, por que no se conocen noticias de huracanes o tifones en el hemisferio sur. Solo se dan en el hemisferio norte? o es que no son tan potentes y no causan estragos.
    Muchas gracias.

Dejar un comentario