Pronóstico incierto para la Semana Santa

Muchas veces hemos comentado que la primavera es la estación del año, sobre todo en sus comienzos, en la que mayores cambios del tiempo se producen. En esta ocasión, hay que tener en cuenta cómo ha transcurrido el mes de marzo, en el que se dieron toda clase de meteoros, algunos de ellos poco habituales en diversas regiones, como fueron, por ejemplo, los copos de nieve que cayeron en Madrid y en alguna regiones mediterráneas.

VÍDEO: EVOLUCIÓN DE LA LLUVIA ESTA SEMANA


Teniendo en cuenta esto, es lógico pensar que cualquier cosa puede ocurrir en la Semana Santa. Una de las semana que, me atrevo a pensar, mayor interés suscitan sus características meteorológicas dado que se van a tomar decisiones de desplazarse a un lugar u otro o incluso a no realizar un viaje.

Así las cosas, es sumamente difícil (prácticamente imposible) que en el periodo comprendido entre el Domingo de Ramos y el de Resurrección transcurra con ambiente soleado en toda España. También parece sumamente improbable que las precipitaciones vayan a prodigarse de forma diaria en la mayoría de las regiones.

Tal como muestran actualmente los modelos que reflejan para esas fechas, lo más probable es que en la mitad norte peninsular se necesite el paraguas en ocasiones y que los cofrades tengan que estar mirando al cielo pendientes de las nubes que puedan impedir sacar lo pasos.

Este avance de pronóstico puede cambiar de hoy para mañana, así que cuando esté más próxima la Semana Grande, el próximo jueves, haremos uno más pormenorizado hasta el Martes o el Miércoles Santo y un avance de lo que reste de la misma.

Artículos relacionados

Dejar un comentario