Blog de José A. Maldonado

Secciones

¿Sabías que...? Las estelas que dejan los aviones a reacción

La combustión del keroseno de los aviones a reacción produce una serie de gases (dióxido de carbono, óxido de azufre, derivados del nitrógeno…) que, por supuesto, contaminan la atmósfera. Mezclado con ellos también es expulsado vapor de agua que sale a una temperatura muy elevada y que si se encuentra en el exterior con una presión mucho más baja y con aire mucho más frio (temperaturas del orden de cuarenta o cincuenta grados bajo cero) y el cielo está despejado, se condensa formándose esas nubes, de la familia de los cirros (por eso nunca originan lluvia), que van siguiendo la trayectoria de la aeronave y que se van disipando a medida que ésta se aleja. Este hecho se da, generalmente, cuando los aviones vuelan a una considerable altura que es cuando se producen esas circunstancias.

Como he señalado, es innegable que los aviones contaminan la atmósfera como lo hacen los miles de coches que cada día circulan a nuestro alrededor o que nosotros mismos conducimos y que uno de esos gases es CO2. Negarlo sería absurdo puesto que es fácilmente comprobable. Hay, asimismo, una admisión casi generalizada (siempre existen excepciones) acerca de que es necesario reducir este aporte de CO2 a la atmósfera, aunque no sean cantidades demasiado altas, pero, por el momento no hay acuerdo en cómo tienen que repartirse las cuotas reductoras. Hay posturas que defienden que el mayor cargo lo soporte el país constructor del aparato, otras que sea aquel del que despega o aterriza o, también, el titular de la licencia. En cualquier caso, ya digo, (así lo expresa el IPCC que, como sabrán, es el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el cambio climático) que el aporte del CO2 por el vuelo de aeronaves, aun siendo apreciable, es un porcentaje pequeño.

Otras cosas bien distintas, que también plantean algunos de los lectores en sus comentarios, son la influencia en la disipación de las nubes y el que se dispersen productos químicos con fines partidistas en ese aspecto. Ni la Organización Meteorológica Mundial (OMM) admite la posibilidad de que el simple vuelo de los aviones impida el que se produzcan precipitaciones o, ni siquiera, que por eso dejen de formarse nubes cumuliformes y tampoco creo que, a nivel particular, haya ningún meteorólogo en el mundo, con los conocimientos que como tales tenemos, que pueda compartir esa teoría. Cuántas veces hemos despegado, tomado tierra o realizado un vuelo en medio de una cortina de agua.

Por otra parte, puedo decir que, por distintas causas, estoy relacionado con el mundo de la aviación desde niño, que siento gran afición por la misma y que poseo el título de piloto civil. Con esto quiero decir que no es que me considere un experto pero que algo del tema conozco y, creo, que tengo motivos suficientes como para poder afirmar que no se emplean productos químicos (de forma habitual o generalizada) con la intención de variar el régimen general de lluvias. Puede haber casos excepcionales, en su mayoría clandestinos y en su casi totalidad con resultados negativos para los fines buscados. (Escribiremos otro artículo sobre la lluvia artificial).

El único caso, que yo conozca, en el que se emplean productos químicos para que salgan por las toberas del avión es el de la Patrulla Águila. Como quizá muchos de ustedes conozcan está compuesta por siete aviones CASA C-101 que tienen su base en la Academia General del Aire, en San Javier (Murcia), y sus pilotos son profesores, instructores de vuelo de la misma, siendo creada en 1985 y actúa, realizando vuelos acrobáticos, en numerosos eventos (este fin de semana lo hará en Santander con motivo del Día de las Fuerzas Armadas). Desde 1992 cada uno de estos aviones lleva un depósito en el que se vierte xileno líquido con anillos aromáticos (fabricado por la empresa inglesa Norton) que, cuando los respectivos pilotos accionan un interruptor, originan esos gases que dibujan en el aire los colores rojo y amarillo de la bandera de España. Esto se estrenó el día de la inauguración de la Exposición Universal de Sevilla el 20 de abril del citado año. Las citadas exhibiciones se llevan a cabo en contadas ocasiones y, en consecuencia, su incidencia contaminante es prácticamente nula.

También, lógicamente, emplean productos químicos las avionetas de fumigación pero este hecho es, como todos sabemos, de vital importancia, en algunos momentos del año, para diferentes cultivos.

Asimismo, quiero hacer referencia a algún comentario que también atribuye las alarmantes temperaturas registradas a mediados de mayo a los gases emitidos por los reactores de los aviones. Hay que señalar que en el transcurso del mes de Mayo (aún sin terminar) no se han alcanzado temperaturas anormalmente altas para esta época en ninguna región española (no hubo máximas superiores a los 35ºC en ninguna capital) y que en esos días a los que se refiere el citado comentario se llegó a máximas de 33 o 34ºC en zonas del sur peninsular y en Baleares pero, en esas mismas jornadas hubo capitales como La Coruña, Oviedo, Santander o San Sebastián, por encima de las cuales también había tránsito aéreo, en las que no se superaron los 20ºC. En cualquier caso, como ha quedado expuesto, el incremento termométrico que pueda generar el hecho que nos trae a colación no es causa como para que se produzcan olas de calor o algo parecido. No nos olvidemos que en invierno también se presentan, a veces, olas de frio y el vuelo de los aviones no nos libra de helarnos.

Nos queda pendiente escribir otro artículo del por qué algunos frentes que parece que van a entrar en la Península no lo hacen. He contado, sucintamente, pero con toda honestidad, lo que sé al respecto. Lo que creo que es la verdad. Admito, por supuesto, que haya quien discrepe (es, además, un tema propicio para ello) y que, si lo desea, exponga sus opiniones, pero no me agradaría que pensara nadie que trato de desinformar, ocultar, censurar o manipular. Pero claro, el pensamiento es libre. Lo que no haremos es dar publicidad en esta página a ataques personales ni a insultos de ningún tipo.

  • Ya era hora que un experto se pronunciara sobre éste tema. Gracias.

    Responder
  • Este comentario ha sido eliminado por solicitud de su autor

    Responder
  • Este comentario ha sido eliminado por solicitud de su autor

    Responder
  • Este comentario ha sido eliminado por solicitud de su autor

    Responder
  • Este comentario ha sido eliminado por solicitud de su autor

    Responder
  • Sr. Maldonado. Uds. lo hace muy bien. Yo no soy piloto pero he estado 40 años en Navegación Aerea en Aena, y aunque estaba en radioayudas, me fascina la meteo.

    Adelante y muchas gracias por su Web, para disfrute de ella los que les guste el tema.

    Saludos

    Responder
  • Este comentario ha sido eliminado por solicitud de su autor

    Responder
  • Este comentario ha sido eliminado por solicitud de su autor

    Responder
  • Este comentario ha sido eliminado por solicitud de su autor

    Responder
  • Este comentario ha sido eliminado por solicitud de su autor

    Responder
  • Este comentario ha sido eliminado por solicitud de su autor

    Responder
  • Este comentario ha sido eliminado por solicitud de su autor

    Responder
  • Este comentario ha sido eliminado por solicitud de su autor

    Responder
  • Este comentario ha sido eliminado por solicitud de su autor

    Responder
  • Este comentario ha sido eliminado por solicitud de su autor

    Responder
  • Este comentario ha sido eliminado por solicitud de su autor

    Responder
  • Este comentario ha sido eliminado por solicitud de su autor

    Responder
  • Este comentario ha sido eliminado por solicitud de su autor

    Responder
  • Este comentario ha sido eliminado por solicitud de su autor

    Responder
  • Este comentario ha sido eliminado por solicitud de su autor

    Responder
  • Este comentario ha sido eliminado por solicitud de su autor

    Responder
  • Este comentario ha sido eliminado por solicitud de su autor

    Responder
  • Este comentario ha sido eliminado por solicitud de su autor

    Responder
  • Este comentario ha sido eliminado por solicitud de su autor

    Responder
  • Este comentario ha sido eliminado por solicitud de su autor

    Responder
  • Este comentario ha sido eliminado por solicitud de su autor

    Responder
  • Este comentario ha sido eliminado por solicitud de su autor

    Responder
    • Este comentario ha sido eliminado por solicitud de su autor

      Responder
  • Este comentario ha sido eliminado por solicitud de su autor

    Responder
  • Este comentario ha sido eliminado por solicitud de su autor

    Responder
  • Este comentario ha sido eliminado por solicitud de su autor

    Responder
  • Este comentario ha sido eliminado por solicitud de su autor

    Responder
  • Este comentario ha sido eliminado por solicitud de su autor

    Responder
  • Este comentario ha sido eliminado por solicitud de su autor

    Responder
  • Este comentario ha sido eliminado por solicitud de su autor

    Responder
  • Este comentario ha sido eliminado por solicitud de su autor

    Responder
  • Este comentario ha sido eliminado por solicitud de su autor

    Responder
  • Este comentario ha sido eliminado por solicitud de su autor

    Responder
  • Este comentario ha sido eliminado por solicitud de su autor

    Responder
  • Este comentario ha sido eliminado por solicitud de su autor

    Responder
  • Este comentario ha sido eliminado por solicitud de su autor

    Responder
  • Este comentario ha sido eliminado por solicitud de su autor

    Responder
  • Este comentario ha sido eliminado por solicitud de su autor

    Responder
  • Este comentario ha sido eliminado por solicitud de su autor

    Responder
  • Este comentario ha sido eliminado por solicitud de su autor

    Responder
  • Este comentario ha sido eliminado por solicitud de su autor

    Responder
  • Este comentario ha sido eliminado por solicitud de su autor

    Responder
  • Este comentario ha sido eliminado por solicitud de su autor

    Responder
  • Este comentario ha sido eliminado por solicitud de su autor

    Responder
  • Este comentario ha sido eliminado por solicitud de su autor

    Responder