La tremenda ola de frío de Estados Unidos

En los últimos días la mitad oriental de EEUU, como saben, se ha visto afectada por una ola de frío (aun continua, pero va remitiendo) de una intensidad que no se daba desde hace décadas. Temperaturas de -30ºC o -40ºC que se han registrado en muchas poblaciones, o -20ºC en Washington son, sin paliativos, anormales, aunque en alguna ocasión sí han llegado a medirse, por lo que no se puede decir tampoco que sea un hecho insólito.

¿A qué se ha debido esta circunstancia?

“Vórtice polar” -palabras que habrán oído en estas jornadas- es un área de bajas presiones situado en la vertical del Polo Norte a un altura superior a los 10.000 metros. En la zona central de ese sistema, el aire en invierno está extremadamente frío y se encuentra como encerrado, de forma que, habitualmente, se extiende sólo hasta el norte de Canadá. Pero en esta ocasión, esa barrera virtual que no deja “escaparse” esa masa gélida se ha “roto”, de forma que el aire helado se ha desplazado hacia el sur, alcanzando lugares a los que, por fortuna, pocas veces llega.

¿Por qué ha ocurrido eso? Sin duda, esa será la pregunta que muchos de ustedes se estarán formulando. Pues sencillamente no lo sabemos. A buen seguro que habrá quienes aporten sus teorías, pero, a mi juicio, a un hecho tan anómalo y esporádico, no es posible encontrarle una explicación convincente. Algo extraño, eso es evidente, ha acontecido, pero la ciencia no está preparada aún como para certificar nada al respecto.

Chicago sufre el vórtice polar

Imagen 1 De 9

Foto Gtres

Artículos relacionados

20 Comentarios

  1. Miguel Angel
    enero 10, 2014 at 14:32 Responder

    Una circunstancia que me llama la atención es que esta ola de frío en Estados Unidos contrasta con un mes de enero anormalmente cálido en Europa, no sólo en Europa Occidental y en el Mediterráneo, sino incluso en los países del Este, que están registrando temperaturas más altas de lo habitual ¿Se trata de una casualidad, o forma parte de la dinámica atmosférica del presente invierno? ¿Puede darse una situación de ola de frío de este tipo en nuestras latitudes?

    • JAM
      enero 13, 2014 at 00:55 Responder

      Respuesta a älvaro, Ismael Iglesias fernádez y a Miguel Ángel:

      Ahora mismo no es previsible una ola de frío, y menos de ese calibre, en España

      pero hace poco con motivo del libro “El tiangulo de hielo” comentaba que en la

      provincia de Teruel se habían registrado hace ahora cincuenta años -30ºC

      (Calamocha) y en otros puntos de esa provincia se han superado, en valores

      negativos, los -20ºC en diversas ocasiones.

      También en Albacete se han registrado mínimas por debajo de los 20ºC bajo cero.

    • Jorge
      enero 13, 2014 at 05:23 Responder

      Esta misma noche hay 4 grados bajo cero en Moscú y hasta 48 grados bajo cero en algunas zonas de Siberia, así que tranquilo, que me parece que por Rusia la cosa no anda tan cálida…

      Sobre este fenómeno sólo diré que como muchos otros, son cíclicos y normales, y aunque de manera menos extrema, en el futuro podría afectar a España algo similar, quizás dentro de un año o dentro de cuarenta…

  2. Benjamín
    enero 10, 2014 at 16:22 Responder

    Un científico que es capaz de reconocer sin tapujos las limitaciones de la ciencia metereológica y climatológica para explicar fenómenos atmosféricos como esa ola de frío en Norteamérica es siempre digno de admiración. No obstante, Sr. Maldonado: ¿podría mojarse y decirnos si está de acuerdo con ciertas teorías que se han enunciado que atribuyen esta gran ola de frío paradógicamente al calentamiento global?.

  3. antonia otero
    enero 10, 2014 at 20:58 Responder

    me viene a al memoria una pelicula de Denis Quaid, el dia de mañana, sobre la congelacion de Estados Unidos. ¿simple coincidencia? espero que sí, pero pienso que algo está cambiando y no para bien precisamente.

  4. José Ignacio
    enero 10, 2014 at 23:57 Responder

    Hola José Antonio. Se predecía un invierno un “pelín” mas frío de lo normal en España, sin embargo lo que llevamos de invierno no ha resultado así, de hecho esta semana las temperaturas han estado por encima de lo normal, ¿que podemos esperar de aquí en adelante? Gracias.

  5. Ismael Iglesias fernadez
    enero 11, 2014 at 11:11 Responder

    Es posible que eso llege a suceder en España?

  6. Alvaro
    enero 11, 2014 at 14:24 Responder

    Feliz año Jose Antonio,

    Mi pregunta es la siguiente:
    Es posible que se viva en la península una ola de frío tan intensa como la que se ha vivido en EEUU ?. Me imagino que aquí será mucho más difícil debido a que estamos rodeados de mar, somos como una pequeña isla, y el mar hace suavizar la temperatura, siempre comparando que el norte de la península ibérica está en la misma latitud que por ejemplo New York.

    • ddrsamusaran
      enero 13, 2014 at 13:05 Responder

      Respuesta para Álvaro:

      Además de lo que dices, tenemos la corriente cálida del golfo, que también mantiene a raya las temperaturas mínimas y suaviza toda la fachada atlántica y de ahí que casi toda Europa occidental tiene inviernos templados y no muy crudos.

  7. Emilio Flores
    enero 12, 2014 at 07:12 Responder

    Habeis hablado mucho del fŕio en USA, pero no decís nada de las insólitas temperaturas de Moscú y otrs ciudades de Rusia, ha helado muy poco ¿ Que pasa?

    • JAM
      enero 13, 2014 at 00:42 Responder

      Responder a M: Ángel Díaz:

      Que esta situación se repite de vez en cuando es seguro puesto que existen

      registros que lo demuestran pero no se puede determinar cada cuanto tiempo.

      Tampoco es demostrable que la actividad hunana haya tenido incidencia en la

      misma. Opinar, se puede opinar de cualquier cosa pero…¿como se demuestra el

      por qué de un hecho aislado?.

  8. María
    enero 12, 2014 at 11:19 Responder

    Es of topic. El tiempo es Estella http://www.eltiempo.es/estella.html tiene horario de verano. Gracias por todo

  9. Ezequiel
    enero 12, 2014 at 18:51 Responder

    El Ártico de vez en cuando reivindica sus posiciones de la última glaciación, situaciones como esta hacen dudar del calentamiento global y ponen de manifiesto lo poderosa que es la naturaleza ante el ser humano.

  10. M.Ángel Díaz
    enero 12, 2014 at 19:34 Responder

    Cuando en la década de los ochenta surgió la controversia sobre la capa de ozono se pudo comprobar que muy por encima del polo Sur hay un enorme vórtice de nubes compuestas de minúsculas partículas de hielo; estas ofrecen al cloro millones de pequeñísimas superficies sobre las que efectuar aún más deprisa su danza letal con el ozono.

    Posteriormente, encontraron un agujero similar sobre el polo Norte. Ambos agujeros son un fenómeno cíclico que aparece todos los años en cierta época y luego se vuelve a rellenar de ozono. El que está sobre el polo Sur es casi tan grande como Estados Unidos; el que se encuentra sobre el polo Norte es aproximadamente del tamaño de Groenlandia.

    En la estratosfera, el lugar que le corresponde, el ozono sirve para resguardar vidas. Pero aquí abajo, en la troposfera, el ozono es un producto de la contaminación del hombre. El hombre libera enormes cantidades de hidrocarburos al aire, mayormente debido a la combustión de gasolina de los automóviles. La luz del Sol reacciona con estos hidrocarburos y produce ozono.

    Allá arriba, donde necesitamos el ozono, lo destruimos. Aquí abajo, donde es venenoso, lo fabricamos.

    Mi duda es: ¿Nos encontramos ante uno de estos fenómenos cíclicos? ¿Puede ser el resultado -una vez más- de la actividad dañina del ser humano?

  11. JAM
    enero 13, 2014 at 01:06 Responder

    Respuesta a José Ignacio:

    No puedo hacer un pronóstico para un el resto del invierno. De momento van a seguir

    entrando frentes atlánticos así que se alternarán los días lluviosos con mejorías

    transitorias. No es descartable que la nieve llegue a las llanuras del norte y quizá del

    centro peninsular el próximo fin de semana.

  12. JAM
    enero 13, 2014 at 01:10 Responder

    Respuesta a Benjamin:

    Creo que ya lo he dicho en comentarios anteriores. Respetando las opininiones, la mía es

    que un hecho aislado no demuestar nada y, además, también lo he indicado, esto

    ocurre pocas veces pero de vez en cuando ha pasado.

  13. Impresionate
    enero 14, 2014 at 04:46 Responder

    Impresionante pero en Rusia pasa todos los dias…

    PD: Bonito blog.

    Un Abrazo!

  14. Ezequiel
    enero 14, 2014 at 22:16 Responder

    Sino fuera por el vapor de agua que aportan los océanos, plantas etc. a la atmósfera, la temperatura media en la tierra sería de -18º, con esto quiero decir que la suavidad térmica que estamos teniendo este invierno en Europa, es debido principalmente a los vientos oceánicos que arrastran las masas nubosas del frente polar. La espectacular ola de frío de Norte América, costa este, se ve siempre favorecida por la corriente fría del P. Del Labrador, en el círculo polar, que desciende por dicha costa; de hay que teniendo Nueva York la misma latitud que Barcelona, el clima sea más riguroso. y sin más que contar deciros que estas situaciones de poniente en Europa suelen terminar con irrupciones de aire polar que unido a la humedad que aportan, producen fuertes nevadas.

  15. Xabier Mendizabal
    enero 16, 2014 at 13:32 Responder

    Un saludo a JAM y a los blogueros.
    Como bien explica nuestro meteorólogo, este fenómeno es un hecho raro pero no insólito. De hecho, yo recuerdo que hace ya unos cuantos años, Nueva York fué literalmente enterrada bajo una gruesa capa de nieve, y las temperaturas llegaron allí a los 20 o 25 bajo cero. Igualmente, aquí, en San Sebastian, en enero de 1.985 nos helamos durante dos semanas, con temperaturas que en la playa de la Concha llegaron hasta los 10 bajo cero, algo inusual en las templadas costas del Cantábrico, bañadas por esa corriente templada de agua, que hace que los inviernos sean relativamente suaves (en estos días, las boyas marcan entre 13 y 14 grados). Hasta recuerdo que se celebró, insólitamente, una carrera de esquí de fondo en la mismísima playa de la Concha, con espesores de nieve que en las partes altas de la ciudad rondaban los 15-20 centímetros, y temperaturas récord que se dieron en varios pueblos del Pirineo Navarro (-25 grados). Y no digamos ya en la alta montaña Pirenaica, donde se llegaron a medir entre los 30 y 40 grados bajo cero. Este invierno, por contra, está resultando anormalmente templado por estas latitudes. Yo hago montañismo, y no es normal para nada el ver a primeros de enero los torrentes de alta montaña del Pirineo caudalosos, como cuando el deshielo de mayo. Yo mismo me hundía a 2.000 metros de altitud en la nieve hasta el muslo, cuando en enero lo más normal es necesitar ponerse los crampones en las botas para progresar por la nieve dura. A mí me gustaría preguntarle al SR Maldonado si esta situación persistente de vientos del sur va a continuar, porque de seguir así, muchas estaciones de esquí se van a ver pronto sin la nieve suficiente, a no ser que hiele y los cañones de nieve aporten nieve suficiente. ¿Es normal que el pleno enero no hiele o apenas lo haga débilmente en altura?. ¿Vamos a ver un cambio en la larga tendencia de vientos del sur?.Ya sé que las predicciones a más de 72 horas son inciertas, pero ahí queda mi pregunta.
    Cordiales saludos.

    Xabier.

Dejar un comentario