Blog de José A. Maldonado

Secciones

¿Sabías que...? La historia detrás de los avisos meteorológicos

A comienzos de los años 80 del siglo pasado, a la vista de que en las regiones mediterráneas se prodigaban las gotas frías (hoy llamadas DANA) al final del verano y comienzos del otoño, el entonces INM (hoy Aemet) pensó que era conveniente establecer unas normas técnicas y operativas para prever, en la medida de lo posible, fenómenos de ese tipo entre los meses de septiembre y noviembre.

Se llegó a denominar incluso con el nombre de Plan Previmet, poniéndose en marcha en 1985 y consistía en emitir dos boletines diarios con predicciones específicas para la zona.

Sin duda, fue un detonante para el inicio del Previmet la rotura de la presa de Tous el 20E de octubre de 1982 (río Jucar), que causó ocho víctimas mortales e innumerables destrozos materiales.

En 1995 el Previmet es sustituido por el “Plan Nacional de Predicción y Vigilancia de Fenómenos Adversos”, es decir las predicciones para las regiones mediterráneas se hizo extensiva para toda España y no solo para cuatro meses sino para todo el año.

En el año 2006 el INM puso en marcha un plan más complejo y amplio con un enfoque más orientado a los requerimientos y necesidades de la sociedad. Se denominó “Plan Nacional de Predicción y Vigilancia de Fenómenos Meteorológicos Adversos: Meteoalerta”, consensuándose los umbrales de dichos fenómenos con Protección Civil porque, como es lógico, no es lo mismo, por ejemplo, que caigan 20cm de nieve en una zona montañosa que en una población o en una carretera principal.

En junio de 2018 entró en vigor la última actualización del citado Plan.

Se consideran fenómenos meteorológicos adversos los siguientes:

  • Lluvias (Acumulaciones en mm en 1 hora o periodo inferior y/o mm en 12 horas)
  • Nevadas (Acumulación de nieve en el suelo en cm en 24 horas)
  • Vientos (Rachas máximas de viento (km/hora)
  • Tormentas (ocurrencia y grado de intensidad)
  • Temperaturas máximas (ºC)
  • Temperaturas mínimas (ºC)
  • Fenómenos costeros: · viento en zonas costeras (escala Beaufort) · altura del oleaje (combinación de la mar de viento (escala Douglas) y la mar de fondo (metros)
  • Polvo en suspensión (visibilidad en metros)
  • Aludes (nivel de riesgo y nivel de salida)
  •  Galernas en el área Cantábrica y norte de Galicia (ocurrencia e intensidad)
  •  Rissagues o risagas (Iislass Baleares) (oscilaciones del nivel del mar en metros)
  • Nieblas Deshielos Olas de calor (avisos especiales) Olas de frío (avisos especiales)
  • Tormenta tropical (avisos especiales)

Valores de umbrales y niveles de avisos

NIVEL VERDE:

No existe ningún riesgo meteorológico. No se espera que el tiempo cause impactos significativos, aunque pueden tener un carácter menor o local.

NIVEL AMARILLO

No existe riesgo meteorológico para la población en general aunque sí para alguna actividad concreta Recomendación: Esté atento. Manténgase informado de la predicción meteorológica más actualizada. Algunas actividades al aire libre pueden verse alteradas.

NIVEL NARANJA

Existe un riesgo meteorológico importante (fenómenos meteorológicos no habituales y con cierto grado de peligro para las actividades usuales). Recomendación: Esté Preparado. Tome precauciones y manténgase informado de la predicción meteorológica más actualizada. Las actividades habituales y al aire libre pueden verse alteradas.

NIVEL ROJO

El riesgo meteorológico es extremo (fenómenos meteorológicos no habituales, de intensidad excepcional y con un nivel de riesgo para la población muy alto).