Blog de José A. Maldonado

Secciones

Predicción meteorológica La Feria de Sevilla será soleada y relativamente calurosa

El tiempo, previsiblemente acompañará este año durante la tradicional Feria de abril que en esta ocasión, curiosamente, debido a lo tardía que ha sido la Semana Santa se celebrará, por primera vez íntegramente en mayo, comenzando oficialmente a las 00 horas del domingo día 5, cuando el alcalde de la ciudad, Juan Espada, accione el interruptor que hace que se enciendan las luces de la portada y las de todas las calles del recinto ferial.

En principio no se ve posibilidad más que de algún chubasco débil y aislado el lunes día 6 y el jueves día 9. Las temperaturas máximas estarán en torno a los 25ºC o algo más hasta el jueves en que tenderán a bajar algo para subir el viernes y el sábado (último día de Feria) en que se pueden alcanzar 28 o 29ºC. Las madrugadas serán frescas, no solo porque las mínimas estarán entre 11 y 13ºC sino porque la proximidad del Guadalquivir, cercano al recinto, incidirá en la sensación térmica debido a la humedad.

Ésta será la edición 170 desde que comenzó el 18 de abril de 1847 (en 1937, 38 y 39 no se celebró debido a la guerra civil). La Feria tuvo en sus primeros años tres días de duración y se creó con fines exclusivamente agrícola y ganadero siendo los ideólogos dos concejales del Ayuntamiento de la ciudad que, curiosamente, eran uno catalán y el otro vasco. Un aspecto también llamativo es que el año 1848 tuvo lugar el lunes, martes y miércoles Santo (apenas había cofradías en esos días por aquel entonces).

Poco a poco fue tomando un cariz más urbano que campestre por parte de sus visitantes, comenzando a instalarse puestos de tabernas y quioscos ambulantes y en 1858 contaba ya con 119 casetas aunque no tenían la fisonomía de las actuales ni había uniformidad. En 1859 tenía ya más espacio a la fiesta que al mercado.

En 1888 se aumentó la duración a cinco días y en 1913 se creo la primera caseta popular abierta al público y el año siguiente, 1919, fue histórico para la ciudad porque coincidiendo con el primer día de Feria se inauguró el parque de María Luisa que formaba parte de los jardines del Palacio de San Telmo y que había sido donado a la ciudad por la Duquesa de Montpensier.

En 1949 se instaló por primera vez una gran portada y tres años más tarde se aumentó la duración a seis días.

La Feria estuvo instalada desde sus comienzos en el Prado de San Sebastián hasta que, debido al incremento del número de casetas y visitantes  el año 1973 se trasladó a la ubicación actual en al barrió de los Remedios.

Este año serán 1051 casetas las que darán cobijo a los miles de personas que se congregarán en el Real (algún día en hora punta en torno a un millón).