¿Es ciclogénesis sinónimo de catástrofe?

Me consta que son muchas las personas que conocen el significado de la palabra “ciclogénesis” pero, asimismo, también son bastantes las que pueden tener confusión con dicho término y es a ellas a las que van dirigidas estas líneas.

“Ciclo-génesis”, etimológicamente, es “formación de ciclón”, palabra, esta última, que para mucho humanos, también es motivo de preocupación pero no tendría por qué ser así. Un ciclón no es más que un centro de bajas presiones en cuyo alrededor el viento gira en sentido contrario a las agujas del reloj en el hemisferio norte y en el sentido contrario en el hemisferio sur. En consecuencia, cuando se dice que hay ciclogénesis se está indicando que se está formando una borrasca. Esto ocurre muchas veces y la mayoría de ellas esa borrasca puede ser la que se está deseando porque va a aportar las lluvias que los campos o los pantanos necesitan, es decir, que pueden ser beneficiosas.

Lógicamente, hay que hacer matizaciones para aclarar por qué esos términos generan, en ocasiones, alarma social. Si la borrasca es muy profunda (la presión es muy baja en su centro) puede dar origen a precipitaciones demasiado cuantiosas que sí pueden, a su vez, acarrear graves consecuencias.

Otro caso a tener en cuenta es cuando se trata de un “ciclón tropical”, típico, como saben, entre otras zonas, de las aguas caribeñas y que al llegar a tierra lo hacen con la suficiente energía como para que lo vientos sean huracanados y haya lluvias torrenciales hasta que, poco a poco, al perder la fuente de alimentación que son las cálidas aguas oceánicas, se vaya degradando.

Y, por último, otro fenómeno que también es preocupante es la denominada “ciclogénesis explosiva”. Se caracteriza por un llamativo descenso de la presión en superficie, de forma que en su centro baja del orden de 24mb o más en 24 horas y por su rapidísimo cambio de posición. En estos casos los vientos superiores a los 100 km/h y las intensas precipitaciones en poco tiempo pueden, igualmente, originar daños irreparables.

A la vista de lo expuesto, creo que queda claro, respondiendo a la pregunta que daba título a este post, que la palabra “ciclogénesis”, por sí sola, no tiene por qué preocupar. Otra cosa es cuando, a consecuencia de una ciclogénesis, la situación se complica.

16 Comentarios

  1. Manu
    septiembre 30, 2013 at 11:33 Responder

    ciclogénesis,catástrofe,lluvia,frío,nieve,viento,niebla,tormentas,borrascas,invierno,frentes,nubes=tristeza,desolación,angustia,nerviosismo,muerte.

    Sol,calor,anticiclón,masa de aire calido,sequía,verano=alegría,vida,tranquilidad,sosiego,plenitud.

    Todo va relacionado y ademas la climatología influye en el estado de animo.

  2. Ángel Luis
    septiembre 30, 2013 at 13:34 Responder

    El problema es cuando el concepto es utilizado por los medios para ilustrar las informaciones y darles tono sensacionalista, que por cierto cada vez esta mas extendida esta practica.

  3. E.Z.
    septiembre 30, 2013 at 19:57 Responder

    En realidad la dinámica siempre es la misma en la formación de ciclones y anticiclones, la elevación de las masas de aire dependiendo de su intensidad las hacen más o menos virulentas; en ese sentido entra su denominación, su mecanismo de transporte lo hace la corriente en chorro que las traslada en el hemisferio norte en sentido este.

  4. David25
    septiembre 30, 2013 at 21:43 Responder

    Se agradece haber puesto el post en letras mas grandes, es mas cómodo de leer. Muchas gracias.

  5. Luis Miguel
    septiembre 30, 2013 at 22:23 Responder

    Sr.Maldonado, muchas gracias por su pagina contiene una información muy certera.
    Quisiera preguntarle , si un frente de lluvias, devil o
    mediananente potente, puede desviarse o partirse
    en dos brazos al llegar a un terreno que hace un poco de depresión.
    Me refiero al termino municipal de Herrera (Sevilla)
    donde resido,
    Pertenece a la comarca de la Sierra Sur de Sevilla,
    entre Estepa, El Rubio, Puente Genil y Casariche.
    Como le digo el termino municipal hace una pequeña depresión y cuando se acercan ciertos
    frentes de lluvias o de nubes poco activas, hay
    muchas ocasiones que se dividen en dos brazos
    siguiendo la direccion NE y SE.
    Normalmente , las personas mayores dicen que
    esto siempre ha pasado, pero no se tiene explicación.
    Muchas gracias.

  6. ¡Gracias!
    octubre 1, 2013 at 04:12 Responder

    Gracias por la explicación Jose Antonio Maldonado , por cierto el post de las primeras lluvias otoñales no se puede comentar.

    Un saludo!

  7. Margarita
    octubre 1, 2013 at 20:20 Responder

    Muchas gracias por el blog, Sr. Maldonado, con tantos datos es de auténtico lujo. Me encanta ir pinchando para ver cómo se prevé el desarrollo de las borrascas, o la lluvia, o ver caer los rayos; o cómo van descendiendo las temperaturas. Prefiero el frío, me gusta más que el calor. Saludos desde Madrid.

  8. REINU DE LLEON/REINO DE LEÓN.
    octubre 1, 2013 at 22:35 Responder

    Que llueva, que presta por la vida, así nos cargamos de iones negativos, amén de que la naturaleza se pone preciosa en esta época, las hayas, los capudres(serbales), bidules(abedules), plaganos(arces)..y esos colorines amarillos y rojizos, las setas, las primeras nieves, el verdín.., se cosecha lo último, y menos trabajo,como me presta el otoño, ideal para mis paseos por el monte.
    Por aqui llevaremos caidos unos 80l/m2 aprox.
    Saludines.

  9. JAM
    octubre 2, 2013 at 09:28 Responder

    Respuesta Luis Miguel:
    Los frentes se activan o debilitan porque las masas de aire se ven influenciadas por los elementos orograficos variando, en consecuncia, sus características. Puede por tanto, ocurrir lo que usted expone en esa zona (la conozco)aunque no tiene porque necesariamente simpre así.

  10. Luis Miguel
    octubre 2, 2013 at 21:22 Responder

    Sr.Maldonado:
    Ciertamente tiene Ud.razon, no siempre pasa.
    A proposito,existe aqui un refran que dice,
    “Cuando la sierra se pone montera, lloverá aunque
    Dios no quiera.”
    Hace referencia a que cuando la sierra de Estepa
    esta cubierta de nubes, viene lluvia de camino.
    Muchas gracias.
    P.D.
    Perdon por la falta de ortografia en el escrito anterior. ( Debil y no devil.).

  11. AntonioRM
    octubre 3, 2013 at 10:28 Responder

    Su Web es maravillosa, todo un referente en internet.

    A ver cómo se presenta este otoño porque el pasado año comenzó a llover y no paró durante meses y meses.

  12. Lolo Silva
    octubre 3, 2013 at 17:58 Responder

    En relación con el comentario de Manu. Dos cosas. La lluvia, el frío, la nieve, el sol, el calor, el viento, el invierno, el verano, la niebla, etc… TODO forma parte de la vida, todo. Me parece desorbitado decir que cualquier fenómeno que conlleve lo que se denomina “mal tiempo” implica tristeza y muerte. Además, me parece de una torpeza y de una falta de conocimiento tremenda afirmar que una sequía es sinónimo de paz, sosiego, tranquilidad y alegría. Me imagino que será usted andaluz, no lo digo como desprecio ya que yo también lo soy, pero tiene toda la pinta.

  13. Wachurneim
    octubre 6, 2013 at 13:10 Responder

    Yo vivo en Córdoba (zona occidental de Andalucía) y por desgracia en mi zona es en la única que suben las temperaturas. Qué ganas tengo ya de que llegue el frío y la lluvia en firme, estoy ya harta de calor y en octubre que estamos no pega este calor que está haciendo, no entiendo cómo pueden llamar “buen tiempo” a los días de calor. Me encantaría saber cuándo van a bajar las temperaturas al menos 5 ó 6 graditos y cuándo va a llover, que estoy deseando de coger aunque sea una manguita larga.

  14. E. Z
    octubre 10, 2013 at 18:26 Responder

    Manu debe de estar un poco deprimida, todo lo que dice manifiesta un sentimiento poetico y a la vez patetico, los fenómenos meteorológicos son inspiración de la locura y a la vez de la hermosura segun el estado de ánimo.

  15. jose
    noviembre 21, 2013 at 18:24 Responder

    Sr. Maldonado.
    Un cordial saludo.La verdad que es muy interesante su información, pero también le digo que el desconcierto de la segunda semana no hay quien me lo quite; tan pronto pone que va a llover mucho, como que al día siguiente hará buenísimo. Ya se que los pronósticos a largo plazo son difíciles, pero decir un día que va a llover mucho (hasta 23 ml) y otros nada es mucha diferencia y crea desconcierto.¿Porqué no pronostica solamente una semana?
    Grtacias

  16. daniel
    marzo 11, 2014 at 21:21 Responder

    TODO forma parte de la vida

Dejar un comentario