Blog de José A. Maldonado

Secciones

Actualidad En un año se producen miles de terremotos aunque solo algunos causan catástrofes

La energía acumulada por deformación de la corteza terrestre puede liberarse y trasmitirse en forma de onda por el interior del Planeta dando origen a los terremotos. Un fuerte terremoto supera con creces a la más potente explosión atómica.

A lo largo de un año se producen en el mundo más de 300.000 terremotos con magnitud suficiente como para dejarse sentir, aunque la inmensa mayoría son pequeños y no producen daños importantes.

Del número de seísmos que se produce cada día creo que es elocuente el siguiente dato. Los que se han registrado en España desde las 00 h hasta las 20,15 h del 24 de agosto:

                                                                       Magnitud                           Hora

Golfo de Cádiz                                                        3,2                    00,16

Alborán Sur                                                             1,7                      03,11

Atlántico Canarias                                                 1,6                       04,48

NE de Mula (Murcia)                                            1,9                       05,58

Golfo de Cádiz                                                        1,9                       12,23

Rairiz de Veiga (Orense)                                      2,3                      13,27

Golfo de León                                                         2,4                      15,42

Murcia                                                                      2,1                       14,01

Casabermeja (Málaga)                                          2,1                      18,09

Aunque hay varias escalas para medir la magnitud de los terremotos, la más empleada es la de Richter, la cual emplea una escala logarítmica de manera que cada unidad corresponda a una energía treinta y dos veces superior.

Así, cuando se dice que un terremoto corresponde en la escala de Richter a una magnitud seis -como el terremoto de Italia ocurrido recientemente- equivale a una energía treinta y dos veces mayor a la de magnitud cinco.

También creo que es conveniente resaltar que terremotos de la misma magnitud no siempre tienen las mismas consecuencias. Depende de la profundidad del epicentro y de la zona en que tenga lugar el seísmo, así como si la zona está próxima, si está poblada y del tipo de edificaciones del lugar.