El invierno comenzará con pocos cambios con respecto a las últimas semanas

  • Las temperaturas tanto máximas como mínimas, seguirán siendo superiores a las normales
  • El meteoro más significativo –ténganlo en cuenta quienes vayan a viajar- será la niebla
 *Niebla en Burgos. Autor: Agustin

*Niebla en Burgos. Autor: Agustin

Antes de que amanezca hoy, día 22, a las 5 horas y 48 minutos, hora peninsular y balear, el invierno será realidad desde el punto de vista astronómico, pero las características meteorológicas van a seguir siendo, previsiblemente, muy parecidas en toda España a las que últimamente hemos venido teniendo.

Las lluvias que ayer afectaron a Canarias, hoy ya serán agua pasada, y las precipitaciones, en lo que resta de año, solo afectarán algunos días a Galicia y quizá a puntos de Asturias y del noroeste de Castilla y León, debido al paso de frentes débiles que pueden alcanzar esas zonas de la Península.

Al mismo tiempo, las temperaturas tanto máximas como mínimas, seguirán siendo superiores a las normales. Los valores más altos rondarán o superarán los 20ºC, además de en Canarias, en muchas zonas del área mediterránea, de Andalucía e, incluso, de la mitad oriental del Cantábrico y las heladas serán muy escasas.

Las heladas más intensas, en cuanto a capitales de provincia, podrán registrarse en Soria y Teruel, donde a mitad de la presente semana, coincidiendo con la Nochebuena y la Navidad, es probable que los termómetros de mínimas lleguen a marcar -4ºC o -5ºC.

LA NIEBLA, LO MÁS SIGNIFICATIVO

El meteoro más significativo –ténganlo en cuenta quienes vayan a viajar- será la niebla, que se seguirá formándose en numerosas comarcas de Castilla y León y en algunas de Castilla La Mancha, Navarra, La Rioja, Aragón, Cataluña, la Comunidad de Madrid y Castilla La Mancha.

db81134b42f977be12cac15ed5fa90cf_720x560

A diciembre le quedan días para finalizar, por lo que aún es pronto para hacer comparaciones con otros diciembres (no cabe duda que está siendo anómalo y que se están batiendo récords de temperaturas altas) pero sí se pueden realizar entre el otoño actual y los precedentes.

La OMM (Organización Meteorológica Mundial) considera otoño, a efectos estadísticos, al trimestre formado por septiembre, octubre y noviembre. El invierno lo componen diciembre, enero y febrero; la primavera, marzo, abril y mayo; mientras que se considera verano al trimestre de los meses de junio, julio y agosto.

Con arreglo a lo establecido por la OMM, vamos a darles unos datos que casi seguro que les sorprenderán. En el otoño de este año (septiembre, octubre, diciembre) la temperatura media en España fue de 16,2ºC que superó en 0,4ºC a la normal del periodo comprendido entre 1981/2010, pero fueron más cálidos en el transcurso de ese tiempo otros doce meses de diciembre. Sin ir más lejos, el más cálido del periodo fue el de 2014 con una temperatura media de 17,7ºC (2,3ºC por encima de la media).

Artículos relacionados

17 Comentarios

  1. Raúl
    diciembre 22, 2015 at 11:06 Responder

    Es cierto que el otoño ha sido caluroso, pero dentro de unos límites razonables. Creo que septiembre, octubre y noviembre se han comportado aproximadamente de forma similar a lo habitual, tras un verano ultra-extremadísimamente caluroso que pulverizó todos los registros jamás conocidos.

    Pero ahora, el mes de diciembre, y parece que enero y febrero van a radicalizar aún más la tendencia, está siendo monstruoso, comparativamente si cabe, aún más extremísimo que el verano pasado. Baste señalar que en plenas Navidades, cuando en la Cornisa Cantábrica deberían estar los osos hibernando y la gente con grandes abrigos corriendo a casa para calentarse junto a la chimenea, la realidad es peor que la ciencia ficción más extrema que se hubiese podido imaginar. Los osos no hibernan pues desde el pasado mes de abril, llevan 8 ó 9 meses alcanzándose los 30, cosa que en diciembre ha ocurrido a diario, cosa que les ha venido bien para huir de los incendios forestales, que no de la nieve inexistente. La gente está en plena noche en manga corta en la calle, desalojados de sus casas observando cómo 150 incendios en una sola jornada destruían cada bosque, cada monte, cada seto.

    Si hace unos meses nos hubiesen planteado que dentro de cien años se vería una Navidad así en el Cantábrico, habríamos pensado que exageraban. Pues no, es ya. Y los días comienzan ya a alargarse, así que prepárense. Creo que antes de que finalice enero se alcanzarán en Sevilla o Valencia los 40 grados. Ya verán.

    • Juan
      diciembre 23, 2015 at 13:24 Responder

      EN RESPUESTA A RAUL
      Más le valía a usted no poner barbaridades en los datos. Ningún día de diciembre se han alcanzado los 30 grados en la cornisa cantábrica.

      Y decir que en enero se llegará a 40 en Sevilla y Valencia es simple y llanamente una absoluta insensatez.

      Y todo ello no quiere decir que no estemos por encima de la media, pero por favor, un poco de rigurosidad, que esto hace daño a la vista.

      Un saludo

    • Andrés
      diciembre 24, 2015 at 18:11 Responder

      EN RESPUESTA A RAUL
      Amigo es cierto que no es normal las temperaturas ni las pocas lluvias que estamos teniendo, pero creo que estas exagerando un poco, hablas de 40º cuando ni siquiera hemos llegado a los 30º. No hay que ser tan alarmante, es evidente que el fenómeno de El Niño nos está afectando y bien, encima va para largo…

  2. Angel -Luis De Las Heras Hernandez
    diciembre 22, 2015 at 17:14 Responder

    Creo sinceramente que la situacion es alarmante y desesperante…No intentemos buscar similitudes….Corre de boca en boca , en los ultimos dias , que en esta zona de España ( centro ),las lluvias no llegaran hasta el proximo otoño…..
    ¡¡¡¡¡Dios nos ampare !!!!!!!.

  3. Manu G
    diciembre 22, 2015 at 18:12 Responder

    EN RESPUESTA A RAUL
    Pero qué dices de 40C en enero!!??! A lo sumo 25C. Ah y otros apuntes: en la cornisa cantábrica se alcanzaron los 30C en Noviembre, sí cierto, pero ahora en Diciembre estáis teniendo en torno 21C, y los incendios han sido provocados y no naturales, por cierto.
    Estamos tannnn acostumbrados a ver 40C en la tv, en los termómetros de la calle… que nos creemos que cuando sale un poco el sol, hace 40C!

  4. MIKA
    diciembre 22, 2015 at 20:39 Responder

    me da mucha pena ver cómo el tiempo esta cambiando y esto nos esta arrastrando a dios sabe qué. Nadie quiere tomar conciencia de una triste realidad que es el cambio climatico y lo que va a pasar como consecuencia de este fenomeno. La gente solo comenta qué buen tiempo hace, hace sol, no hace frío, qué lástima y en qué irrealidad viven algunos. Pues señores a las rabas y a las croquetas ….. que lo demás no importa.
    REcuerdo algunos meteorologos que incluso negaban el cambio climatico que eso era un negocio…..

  5. Pedro
    diciembre 23, 2015 at 04:07 Responder

    Sí, es cierto que ha habido otros meses de diciembre más cálidos que el de 2015, pero ello no obsta para señalar QUE EL TIEMPO QUE VENIMOS SUFRIENDO DESDE LOS AÑOS 70 DE ESTE PASADO SIGLO HASTA LA ACTUALIDAD ES UNA RUINA. TODO ESTÁ ALTERADO. Basta con agregar una linea de tendencia en una hoja de cálculo introduciendo los datos y el resultado es LAMENTABLE. El cambio climático es una CERTEZA. YA SOLO NOS QUEDA MITIGARLO EN LA MEDIDA DE LO POSIBLE. Dependerá de que esas buenas intenciones de la Conferencia de las Partes de París se hagan realidad(personalmente yo me muestro escéptico al respecto) Por otro lado,¿DE QUÉ SERVIRÍA QUE CONTINUASE LLOVIENDO LO MISMO -COSA IMPROBABLE PUES LA TENDENCIA, PARA EMPEORAR AÚN MÁS LAS CIRCUNSTANCIAS- ES A LA BAJA? DE NADA, PUES AL AUMENTAR LA TEMPERATURA SE INCREMENTA LA EVAPORACIÓN Y LAS RESERVAS HÍDRICAS Y LA HUMEDAD DEL TERRENO SE PIERDEN MUCHO ANTES.ADEMÁS, DE POCO SIRVEN EL HECHO DE QUE EL PRÓXIMO AÑO CAIGA MUCHA AGUA O LAS LLUVIAS TORRENCIALES. YA ME LO REPETÍAN MIS ABUELOS MACHACONAMENTE, GENTE DE CAMPO QUE HOY TENDRÍAN MÁS DE UN SIGLO DE EDAD:”NO LLUEVE COMO ANTES Y EL CALOR DE AHORA ES MÁS ACUSADO QUE EL DE PRINCIPIOS Y MEDIADOS DEL SIGLO XX;LO POSITIVO ES LA REGULARIDAD” VAMOS A VER, SEÑORES MALDONADO Y FOREROS TODOS, NO SE TRATA DE SER ALARMISTA. ESTO ES UN HECHO. ES REALISMO, NATURALISMO PURO AL ESTILO DE ZOLA O BLASCO IBÁÑEZ si se me permite el símil literario. TENGO DELANTE LOS DATOS DE LA ESTACIÓN METEOROLÓGICA DE TABLADA, DATOS RECOGIDOS DESDE EL AÑO 1900, LOS DEL OBSERVATORIO DEL AEROPUERTO DE SAN PABLO (DESDE 1973), TAMBIÉN EN SEVILLA, LOS DE METEOSEVILLA (DESDE 2008),EN SANTIPONCE, MUNICIPIO ANEJO AL NOROESTE DE LA CAPITAL DE LA REGIÓN DE ANDALUCÍA, Y LOS DE LA ESTACIÓN DE ALÁJAR, EN MI QUERIDA SIERRA DE HUELVA (PARQUE NATURAL DE LA SIERRA DE ARACENA Y PICOS DE AROCHE);POR CIERTO, EN ESTE ÚLTIMO CASO SE OBSERVA CLARAMENTE QUE LA PRECIPITACIÓN ANUAL MEDIA ACUMULADA HA DISMINUIDO DE MANERA CONSIDERABLE AL PASAR DEL PERIODO TEMPORAL 1961-1990 AL PERIODO 1981-2010 TANTO EN LITROS POR METRO CUADRADO COMO EN EL TAMAÑO DEL ÁREA AFECTADA. EN EL PRIMERO DE LOS PERIODOS CITADOS, EN UNA EXTENSA ZONA DE LA PARTE CENTRAL DEL PARQUE LA MEDIA ANUAL DE PRECIPITACIONES ERA DE 1200-1500 mm ANUALES. HOY DÍA SOLO SE SUPERAN LOS 1200 mm EN LAS INMEDIACIONES DEL PUEBLO DE ALÁJAR, MIENTRAS QUE EN ESA AMPLIA ZONA CENTRAL A LA QUE ANTES ALUDÍA EL VALOR HA CAÍDO AL INTERVALO DE 1000-1200 mm. REPITO, NO ME INVENTO NADA. LA INFORMACIÓN ES PÚBLICA Y SE HALLA EN LOS ESTUDIOS Y PÁGINAS WEB OFICIALES Y AMBIENTALES DE LA JUNTA DE ANDALUCÍA…..¿Qué se puede colegir de todo esto? PUES QUE DIOS NOS COJA CONFESADOS. Reciban un afectuoso saludo desde la capital hispalense.

  6. Juan Andrés
    diciembre 23, 2015 at 07:06 Responder

    El comentario de Raúl me parece exagerado, no así el de Ángel Luis, y de él me quedo con aquello de “corre de boca en boca”, porque sí, parece que la gente normal está mucho más alarmada que los que elaboran las noticias. ¿Acaso se aconseja a los medios hablar poco para no alarmar a la población?, ¿se prescribe silencio? Un saludo afectuoso

  7. Raúl
    diciembre 23, 2015 at 10:50 Responder

    Es evidentísimo que hay un cambio climático que ha instaurado un nuevo clima en España, y en la mayoría del Planeta. Valga como ejemplo el verano pasado, extremísimamente caluroso en todo el territorio nacional, con una anomalía climática de más de diez grados sostenida cada día, sin excepción, durante meses enteros, constituyendo una presión para la vegetación insoportable. Valga como ejemplo los 45 grados alcanzados en Murcia a inicios de mayo, que en el resto de la mitad sur eran “sólo” 40-43 grados. Valga como ejemplo los 30 grados que a diario vivimos a inicios de marzo. Valga como ejemplo que este otoño ha sido “sólo” 0’4 grados más caluroso de lo normal, pero el del año anterior fue el más caluroso de la Historia. Valga como ejemplo que cada mes es el más caluroso de la Historia, y en los casos en los que no, lo fue hace tan sólo un año o dos. Valga como ejemplo este mes de diciembre, con un calor ultraextremo que hace que ninguna estación de nieve de Europa esté operativa en condiciones adecuadas. Valga como ejemplo que en plenas Navidades, cuando en Los Picos de Europa la gente debería estar jugando con la nieve, anda huyendo en manga corta de los incendios forestales. Valga como ejemplo el calor desconocido que están pasando estas Navidades en Nueva York. Y en Canadá, donde no hay nieve. Y en Moscú, donde la temperatura es más alta que la que debería haber en Madrid. Nos dijeron que este cambio de clima se produciría a finales del siglo XXI. Pero no. Es ya. Ya no basta con dejar de emitir gases invernadero, sino que hay que retirar de la atmósfera parte del que ya hay acumulado.

  8. Raúl
    diciembre 23, 2015 at 10:57 Responder

    Nos dijeron que a finales del siglo XXI, dentro de casi cien años, tendríamos en España 2 ó 3 grados más de calor, y llovería un 30% menos. Pero la realidad ha superado sobremanera el peor de los escenarios. No ha habido que esperar 100 años, sino que lo tenemos ya aquí; la temperatura es entre 10 y 15 grados más alta de lo normal, anomalía que en verano duró dos meses y que en este “invierno” atrozmente caluroso aún no sabemos cuántos meses más durará. Y las lluvias se han reducido un 70%. Las condiciones que tenemos YA son las propias para que este verano, que emperazará a finales de enero, a 40 grados todos los días, tengamos mil incendios cada jornada. Prepárense, porque al “invierno” próximo llegamos con el país convertido en un brasero de cenizas, sin un solo bosque, y con cierto partido político (¿o es una banda?) tratando de “asaltar los cielos” usando la tragedia. Pobre España. Se le ha unido todo; ni en la peor película de ciencia ficción podría plantearse semejante clima desértico, y semejantes diputados como los 69 que han llegado para rematar esa España y esa sociedad que tanto odian.

  9. GEOCAVOK
    diciembre 23, 2015 at 12:47 Responder

    En realidad la naturaleza es bastante inteligente, nos asombramos ahora de estos registros pero llegarán las lluvias abundantes a la Península Ibérica tarde o temprano y la nieve, entonces los medios de comunicación sacarán las típicas noticias en donde pondrán como titular: Del verano de diciembre al frio de enero y con nieve,en fin…. siempre igual.
    No hay que olvidar que las situaciones de componente Sur y Suroeste en la Península Ibérica se han dado muchísimas veces en los meses de otoño provocando una subida generalizada de las temperaturas en el Norte de España y no es de extrañar sabiendo que esos vientos se van recalentando en todo su recorrido hacia el Norte.
    Queda mucho invierno y toda la primavera, las lluvias llegarán y el alarmismo bajará de nivel.
    Y no, 40 grados no se alcanzarán ni en Sevilla ni en Valencia en enero, NI DE COÑA, si fuese así entonces si que sería noticia en todos los medios de comunicación.
    ¿Cuál es la noticia al final? Que un perro muerde a un niño o que un niño muerde a un perro?
    Uno se cansa de ver como en ciertos medios de comunicación pierden el tiempo dando noticias del tiempo y retroalimentando ciertos estereotipos de situaciones meteorológicas adversas en ciertas zonas del norte de España cuando coinciden fines de semana, puentes o vacaciones, en fin, LO DE SIEMPRE.

  10. Ismael
    diciembre 23, 2015 at 20:18 Responder

    Mirar al cielo y vereis el porque de un clima anormal, observar los aviones que dejan unas estelas llamadas CHEMTRAILS ,muy anchas y que tardan mucho tiempo en desaparecer .El clima ya está siendo manipulado y nos estan fumigando con sustancias letales para el medio ambiente tales como ALUMINIO , BARIO ,ESTRONCIO etc.El proposito es desconocido, pero el resultado final ya lo estais viviendo, y la mayoria vive en su ignorancia sin saber lo que va a costar dentro de poco un litro de agua. Para más información entrar en la pag. ….Porque nos están fumigando
    Un saludo y mirar para el cielo

  11. Antonio
    diciembre 24, 2015 at 18:10 Responder

    Vivo en Andalucía y ya desde pequeño me gustaba observar los cambios en la estaciones y los comportamientos atmosféricos, princialmente en lo relativo a las lluvias y nieves, generalmente escasas por estas zonas.

    He vivido periodos muy secos en donde apenas llovía en años y luego se tornaban en fuertes lluvias. Generalmente observaba que los patrones atmosféricos tienen una tendencia compensadora, es decir que a periodos extremos que son habituales en nuestro país seguían otros igalmente extremos pero en el sentido opuesto, como si hubiese un cierto equilibrio atmosférico.
    Si hay algo que me parece claro y de sentido común es que nuestro planeta lo que está haciendo es autorregularse ante las agresiones provocadas por varios siglos de un sistema industrializado, consumista y devorador que está distorsionado dicho “equilibrio”

    Sin tener ninguna bolita mágica a excepción de los datos científicos que todos conocemos, tampoco creo que a corto plazo vaya a haber ninguna debacle y que vendrán periodos que regulen este tan seco y caluroso. Si me temo que serán igual de extremos que este.

    Me preocupa que no se acaben de tomar medidas a nivel de los distintos paises para atajar dicho proceso de calentamiento, todos miran sus propios intereses (no olvidemos que hay paises encantados de que su temperatura media suban unos grados y de otros que crecen entorno a un 10% su pib sin tener el menor respeto al medio ambiente).

    Todos los ciudadanos debemos exigir políticas medioambientales exigentes, ánimo.
    ¡¡¡No hipotequemos el futuro de nuestro hijos y nietos, que bastantes hipotecas tenemos ya nosostos,jeeee!!!

    ¡¡¡Saludos y Felices Fiestas!!!

  12. Ezequiel
    diciembre 24, 2015 at 18:50 Responder

    Aparte del cambio climático tiene que haber otras circunstancias que alteren el tiempo tan anómalo que tenemos, solo deciros que el año pasado por estas fechas, España tenia valores mínimos muy por debajo de cero y diciembre estuvo por debajo de la media 1981-2000 un año no es evaluable para justificar un cambio tan drástico de un año para otro.

  13. Fran
    diciembre 24, 2015 at 21:48 Responder

    Meses sin llover , no bajan de los 16 – 15 grados las máximas , las mínimas no bajan de los 12 estos últimos días , todos los días sol sol sol , nubes nubes nubes , sol sol sol. Es que nada de lluvia es alucinante , ni frió considerable y si miras la pagina accuweather por meses ampliado no se espera lluvia hasta pasado de febrero hasta hora. Alucinante todo esto en Barcelona. Cuando llegara la lluvia? Aun que sea llovizna :(

  14. MIGUEL ÁNGEL
    diciembre 27, 2015 at 17:37 Responder

    España ya sufrió una sequía similar en la década de los 40 del Siglo XX, que acentuó los efectos de la hambruna provocada por la Guerra Civil Española y la II Guerra Mundial y la situación política y económica de la época. Posteriormente dio paso a las décadas de los años 50 y 60 caracterizadas por todo lo contrario: una pluviosidad sin precedentes.

    La alternancia entre períodos de sequía y lluvia ha sido una constante a lo largo de toda la Historia de España.

    Lo que sorprende de la situación actual no es la falta de lluvias, sino las altas temperaturas en pleno invierno, de las que apenas existen antecedentes desde que se iniciaron las mediciones meteorológicas, lo que no quiere decir que tales antecedentes no puedan existir, pero habría que remontarse a épocas pasadas, tal vez el Episodio Cálido Bajomedieval, del que ya se hizo eco el Sr. Maldonado en el resumen de la Historia del Clima en España con que nos deleitó hace algunos meses en este foro. Es una pena que en aquella época no se hubieran inventado el termómetro y el pluviómetro para poder hacer comparaciones con la situación actual.

  15. Juan
    enero 4, 2016 at 23:40 Responder

    Si vas a visitar La Mer de Glace, cerca de Chamonix, puedes bajar a una cueva que se hace dentro del glaciar. Para bajar, hay unas escaleras de tramex, pegadas ya a lo que hoy es roca desnuda. Conforme vas bajando, vas viendo unos cartelitos que indican el nivel del glaciar en cada año: 1985, 1990, 1991…, y así llegas al 2000, 2003, … Cada año que pasa, el cartelito está más bajo, y hay que añadir un tramo más de escalera. Lo que no os puedo explicar, si no habéis ido, es la diferencia que hay entre los cartelitos de 1985 y 2010, por ejemplo. Cuando estás en alguno de los cartelitos de los 90, los de la década de los dosmiles quedan allá abajo. Muy, muy abajo. Miras al glaciar y te preguntas cuántos metros cúbicos de hielo se habrán perdido en los últimos años. Cuánto hielo (en %) se habrá perdido desde los años 80. ¿Quizás un 30%? De verdad, no te lo imaginas si no lo ves. En tan pocos años, tanto cambio, asusta.

Dejar un comentario