¿Cómo será la temporada de esquí recién comenzada?

Desde que comenzó a practicarse el esquí alpino en España, concretamente en Candanchú  (1934) y posteriormente en La Molina (1943), hasta hoy día (el boom de la creación de estaciones fue en los años 60 y 70 del siglo pasado) hasta hoy día en que son 28 las estaciones en la que puede practicarse este deporte, no cabe duda que la mejor temporada en cuanto a cantidad de nieve y días que permanecieron abiertas fue la 2008/2009 que se inició el 2 de Noviembre, fecha en que abrió Alto Campoo.

En el transcurso de los 83 años transcurridos ha habido de todo. Temporadas buenas y algunas muy malas que se han salvado merced a la aparición de los cañones que fabrican nieve de forma artificial. La afición al esquí ha ido creciendo exponencialmente y de aquel pequeño grupo de aficionados autodidactas se ha pasado a los 5.400.000 forfait que se vendieron en la 2016/2017 sumando el total de estaciones (13,8% más que en la anterior), lo que traducido a euros supuso unos ingresos de 119 millones, a lo que hay que añadir los gastos adicionales de hostelería, compras, alquiler de material de esquí…

esqui

Bien es verdad que los gastos de personal, mantenimiento, electricidad para el funcionamiento de los cañones, renovación de instalaciones etc, son enormes lo que hace que no todas sean rentables todos los años.

Pero situándonos en el momento actual, tanto los esquiadores como cuantos de alguna forma están vinculados a este deporte se plantean y nos preguntan cómo será la temporada que acaba de arrancar (Masella lo hizo el pasado día 10 y este sábado, día 18, lo hará Baqueira con 30 km esquiables) pero es imposible contestarlo en estos momentos. Nadie puede saber lo que va a ocurrir en los meses venideros.

Es cierto que la situación anticiclónica que de forma continua viene caracterizando a la atmósfera que nos rodea trae consigo, asimismo, la ausencia casi absoluta de precipitaciones (con la consiguiente) en gran parte de España desde hace más de un año exceptuando algunas tormentas más dañinas que beneficiosas, como ya hemos comentado. El viernes o el sábado de la semana próxima es probable que un frente afecte al oeste de la Península pero da la sensación que sería “flor de un día”.

En consecuencia, la idea que tienen varias estaciones de abrir el día 25 hay que ponerla en cuarentena. Los mapas previstos no invitan a pensar que eso vaya a ser posible más que en algunas de los Pirineos.

Artículos relacionados

Dejar un comentario