Como agua de mayo

Dentro del refranero español uno muy empleado es precisamente este y viene a decir que un determinado acontecimiento es recibido con gran alegría porque le proporciona beneficios.

Es aplicable en cualquier aspecto pero tiene su origen en la agricultura porque las lluvias que cayesen en este mes son las últimas que pueden salvar cosechas en el caso  de que el campo esté necesitado de agua, cosa que sucede en esta ocasión. Luego ya sería demasiado tarde porque muchas de ellas ya estarían perdidas. De hecho son ya bastantes las que no tienen solución a estas alturas.

VÍDEO: EVOLUCIÓN DE LAS LLUVIAS EN LOS PRÓXIMOS DÍAS


¿Lloverá en la semana que está a punto de comenzar? En distintas regiones del norte sí, pero en el sur solo lo hará esporádicamente debido a alguna tormenta. Las mayores probabilidades en esta zona corresponden, según las mayores probabilidades en esta zona, según los mapas previstos, corresponden al sábado y al domingo.

Este año, como ya hemos comentado en otras ocasiones, la sequía es prácticamente generalizada y en algunas comarcas, sobre todo de levante, viene siendo prolongación de la de años anteriores, el agua que pudiera caer en estas fechas. El agua que, hipotéticamente, pudiera caer en estas fechas no es que fuese a dar un giro total a ese mal estado que presentan los cultivos y los pastos, pero todavía se podrían salvar al menos parcialmente.

sequia campo

Las últimas lluvias de mayo

En esta última semana hubo lluvias el lunes en zonas de Cataluña y el este de Soria. El martes las precipitaciones fueron inapreciables en los pocos lugares de España en las que las hubo. El miércoles se produjeron algunas tormentas en Extremadura y en Castilla y León.

El jueves hubo algunos chubascos dispersos en Galicia, Asturias, Castilla y León y Extremadura. El viernes los pocos chubascos que cayeron los recogieron en distintas comarcas de Galicia y Asturias. El sábado llovió en el interior de Galicia, de Cantabria y en Tenerife y hoy domingo lo ha hecho, sobre todo, en Galicia, con intensidad en algunas comarcas y, en menor cuantía, en comarcas aisladas del resto de la mitad norte.

En el sur, lamentablemente, no ha llovido y algunos olivares están ya en las últimas.

VER TAMBIÉN: LA AGRICULTURA, LA PROFESIÓN QUE MIRA AL CIELO


Artículos relacionados

Dejar un comentario