Calor a la vuelta de las vacaciones

Sin duda, los pasados, domingo, lunes y martes, los correspondientes al Puente de Agosto, fueron los días más despoblados del año en muchas capitales y pueblos del interior peninsular. Millones de españoles estaban de vacaciones o abandonaron sus lugares de residencia habitual en busca de las costas donde pese a la humedad, las temperaturas, en términos generales son más bajas.

El hecho de que el día 15 de agosto cayese en martes a buen seguro que favoreció la posibilidad de hacer puente a muchas personas, como prueba el hecho de los atascos (más de 20kms en algunos tramos de carretera que se produjeron en la tarde del domingo, especialmente en la A4 en dirección a Madrid y en la AP7en dirección a Barcelona.

Además, hay que recordar que ese día, junto con el 8 de septiembre, es el que más poblaciones celebran el día de su Patrona con motivo de la Asunción de la Virgen bajo distintas advocaciones.

Un ambiente más caluroso

Pues bien, el regreso al trabajo cotidiano que siempre se hace cuesta arriba hay que unir que se habrán encontrado, mayoritariamente, con un ambiente más caluroso que el que estaban disfrutando, aunque en ningún caso es previsible que en los próximos días se vayan a producir “olas de calor”.

El hecho de que en el centro y sobre todo en el sur de la Península  se registren en esta época del año temperaturas máximas entre 35º y 40ºC es algo completamente normal. La estadística pone de manifiesto que en capitales como Sevilla y Córdoba, las dos más calurosas de España, el 60% de los días de julio y agosto las temperaturas máximas están por encima de los 35ºC y el 25% por encima de los 38ºC.

18_viernes_temp_post 19_sabado_temp_post

Por el contrario en La Coruña la media de las temperaturas máximas en agosto es de 22ºC y nunca se han alcanzado los 40ºC (el récord está en 39,6ºC el 28 de agosto de 1961) y en Santander, donde sí se llegó en una ocasión a los 40,2º (17 de agosto de 1943) y la media de las máximas en este mes es de 24,2ºC.

Entre este jueves y el domingo se pueden superar ligeramente los 40ºC en Córdoba y también se puede alcanzar esa temida cota en la capital hispalense, Badajoz y Jaén.

Esos valores, por supuesto son insoportables pero no extraños en estas fechas en el valle del Guadalquivir. Si se registrasen, o incluso no tan altos,  en las dos ciudades citadas del norte sí podrían formar parte de una “ola de calor”, hecho que se consideraría como tal si mantuviesen tres días consecutivos o más. Si se alcanzan un día aislado no se catalogan como “ola de calor”.

 

Dejar un comentario