Anomalías en los comienzos del verano

El que se produzcan tormentas con cierta frecuencia en junio, sobre todo, e incluso en los meses de julio y agosto no es de extrañar, aunque en los últimos años hayan escaseado. Lo que no es normal es el número y la virulencia de las que han tenido lugar durante los últimos días y que han afectado a la mayor parte de las regiones españolas y que han tenido su origen en una DANA (Depresión en los Altos Niveles de la Atmósfera).

granizo2

Los días 6 y 7, sobre todo, y el sábado 8 las fuertes lluvias, el granizo y las fuertes rachas de viento causaron estragos.

Las cantidades de agua más importantes recogidas fueron las siguientes:

Día 6:

Garganta dela Olla (Cáceres) 67,2mm; Tornavacas (Cáceres) 52,8mm a diez kms del Barranco de Hoyos (Jerte), donde tuvo lugar el trágico suceso en el que fallecieron un matrimonio y dos de sus hijos; La Covatilla (Salamanca) 45,4mm; en Madrid cayeron 30mm en una hora causando inundaciones en el Metro, en calles, en carreteras, en el aeropuerto de Barajas y en el hospital de La Paz.

Día 7:

Rozas de Puerto Real (Madrid) 78,2mm; Ávila 64,8mm; Robledo de Chavela 63,6mm; Pedraza (Segovia) 57,6mm; Cebreros (Ávila) 57,2mm; Somosierra (Madrid) 49,3mm; Cuenca 46mm y en Madrid se recogieron 44,7mm que no constituyen un record de lo caído en un mes de julio. Ese está en los 51mm del 3 de julio de 1947.

Otros aspectos sobresalientes de este día, en el presente mes, lo constituyeron los 30mm que cayeron en Gerona en una hora que dejaron las calles completamente blancas por el granizo. Asimismo, hubo fuertes granizadas, lluvias y rachas intensas de viento en Cigales (Valladolid), Segovia, Salamanca, Ávila, Orense, donde se perdieron 500ha entre cereales y patatas en la provincia de Toledo donde los daños afectaron a 12.000 ha de cultivo, siendo los municipios de Mora y Mascaraque los peor parados.

Día 8:

Logroño 82,6mm; Cuenca 52,6mm; Angiano (La Rioja) 39,2mm y Bujaraloz (Huesca) 38,2mm.

Tampoco debemos pasar por alto los numerosos incendios que se produjeron antes de llegar estas últimas precipitaciones. Es muy difícil creer que fueron por casualidad. De todos es sabido que, casi con toda probabilidad, la mayoría de estos tienen su origen en la mano del hombre. Algunas veces serán por imprudencias y otras muchas por desaprensivos que, vaya usted a saber por qué, los originan intencionadamente como prueba el hecho de que son bastantes las ocasiones en las que se aprecian varios focos.

La semana que comienza mañana será completamente distinta. Solo se producirán algunas precipitaciones en el litoral cantábrico, los Pirineos y  puede que en alguna zona montañosa del interior de forma aislada. Lo más relevante correrá a cargo de la temperaturas que subirán de forma casi generalizada y que en algunas zonas del sur, a partir del miércoles, podrán alcanzarse o hasta rebasarse los 40ºC.

Artículos relacionados

Dejar un comentario