Blog de José A. Maldonado

Secciones

Actualidad Algunos cambios en la situación atmosférica

Las novedades estarán en el descenso de las temperaturas, sobre todo en las mínimas, siendo numerosas las heladas en los próximos días

No es nuevo el que hayamos comenzado el año con las estaciones de esquí del Sistema Central, la Cordillera Cantábrica cerradas, abierta solo 3 Km Valgrande en la Ibérica y con poca nieve también en casi todas las pirenáicas. Están relativamente bien de momento, Cerler y Baqueira/Beret además de Sierra Nevada: en estas dos últimas emplean camiones para transportar nieve desde las zonas más altas, donde hay nieve en abundancia, a cotas en las que es más escasa.

Hace unos días me decía un amigo que ha trabajado más de 50 años en Formigal, muchos de ellos como director de la estación, cargo en el que se jubiló, que temporadas como esta e incluso peores las tuvo que soportar y que, por lo tanto, esto no es achacable al cambio climático, opinión que comparte quien esto escribe.

Titulamos este post anunciando cambios en los próximos días pero no piensen que se trata de la posibilidad de precipitaciones generalizadas.

Las novedades estarán en el descenso de las temperaturas, sobre todo las mínimas, siendo numerosas las heladas llegando a registrarse valores por debajo de los -10ºC en algunas comarcas del interior de la Península, en que arreciará la fuerza del viento que soplará del norte o del noreste tanto en las regiones peninsulares como en Baleares dando origen a temporal marítimo en algunas zonas cantábricas y en todas las mediterráneas.

Serán numerosas las heladas llegando a registrarse valores por debajo de los -10ºC en algunas comarcas del interior de la Península

A partir de última hora de hoy martes se producirán algunas precipitaciones, en general débiles, en la mitad oriental del litoral cantábrico, el alto Ebro y los Pirineos siendo de nieve en cotas bajas.

Otro factor que también será nuevo es que se romperán las inversiones térmicas que se han venido prodigando últimamente.

En la troposfera, la capa de la atmósfera en la que se desarrolla la vida y que se extiende desde el suelo hasta unos 11 km, como sabemos, lo normal es que el aire sea más frío a medida que se va subiendo pero hay situaciones anticiclónicas de invierno en las que ocurre lo contrario hasta una determinada altura y así, por ejemplo, ayer, día 7 sucedió lo siguiente:

  • Puerto de Navacerrada (1894 ms). Mínima 2,3ºC
  • Parque del Retiro (667 ms). Mínima 0,4ºC
  • Canfranc (1170 ms). Mínima 5,5ºC
  • Huesca (546 ms,). Mínima -2,3ºC
  • Guadalcanal (720 ms). Mínima 5,9ºC
  • Sevilla (34 ms). Mínima 1,4ºC

Esas inversiones térmicas impiden que el aire ascienda puesto que el aire frío que pesa más no facilita que el que está junto al suelo suba. Esto unido a la ausencia de viento ha traído consigo que la masa de aire que nos rodea haya permanecido estancada y, en consecuencia, la contaminación haya ido en aumento.

¿Y para cuando las lluvias generalizadas o casi generalizadas? Pues los mapas previstos no solo para esta semana, sino también para la siguiente no invitan al optimismo aunque a mediados la próxima puede haber un cierto movimiento.